La Cámara Mexicana de la Construcción (CMIC) informó que debido a las afectaciones de la pandemia, de las 300 empresas afiliadas a la cámara, por lo menos un 20 por ciento no podrán reactivarse en lo que resta de este 2021.

En entrevista, el representante del sector Hector Sánchez Morales, mencionó que debido a la recesión que vive el sector desde 2019 y que se agudizó en 2020 con la pandemia, el valor de la producción en Puebla cayó aproximadamente un 50 por ciento.

Reconoció que la industria de la construcción ha sufrido significativos incrementos en los materiales  principales para la edificación, lo cual ha provocado que el costo de la obra final se eleve hasta un 10 por ciento con respecto a antes de la pandemia.

Esta situación ha provocado que de las 300 empresas afiliadas a la CMIC, alrededor de 60 que equivalen al 20 por ciento, continúan sin poder abrir y no tienen expectativas de que puedan abrir este año, aunque el panorama electoral podría cambiar la situación al final del 2021.

“Haciendo un recuento, son más o menos un 20 por ciento de las constructoras que no van tener operaciones en este 2021 (…) ha sido consecuencia de la pandemia, de toda la desinversión que habido en la infraestructura”, precisó Sánchez Morales.

Finalmente, precisó que las expectativas que se tienen hacia la recta final de este año es recuperar el 20 por ciento del valor de construcción, así como la recuperación de empleados, al indicar que siguen buscando oportunidades tanto en obra pública como en la privada.