Alrededor de 30 mil trabajadores de 30 empresas proveedoras de autopartes detendrán sus actividades la próxima semana debido a la suspensión de labores en la industria automotriz, como el caso de Volkswagen que está ajustando su producción por la falta de semiconductores y chips.

Así lo dio a conocer el dirigente de la Federación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (FROC), René Sánchez Juárez, quien en entrevista expuso que la pandemia ha provocado que la industria automotriz tenga afectaciones en la producción de autos no solo en plantas instaladas en Puebla sino en otros estados. 

“En el caso de nosotros, estamos hablando de 30 mil trabajadores que están en empresas que son proveedoras de armadoras que van a entrar en  paro técnico,  como  Volkswagen, Audi, General Motors, Toyota, prácticamente de todas las armadoras empieza, ( el paro)  la próxima semana”, detalló. 

 Volkswagen de México, con planta en  Cuautlancingo, anunció la semana pasada la suspensión de labores en todo el mes de junio, en sus tres segmentos. 

Sánchez Juárez dijo que se iniciaron pláticas con las empresas de autopartes que proveen algún producto a las armadoras, para que los trabajadores puedan percibir mínimo el 50 por ciento de salarios y evitar más despidos.

“Les va a afectar a los trabajadores en su salario, aunque estamos negociando con las empresas para que los trabajadores puedan gozar mínimamente del 50 por ciento de su salario (...) No queremos hablar de despidos pero eso no está en nuestras manos, va a depender de cómo se maneje esta crisis de abasto que está viviendo la industria, pero sin duda haremos el mayor esfuerzo”, puntualizó.