La temporada 2020-2021 deparó una gran sorpresa en el futbol francés luego de que la Ligue 1 tuvo un nuevo campeón que destronó la hegemonía mantenida por el París Saint-Germain. El Lille es el actual monarca de la liga en la presente campaña y en su plantilla se encuentra el mexicano Eugenio Pizzuto, quien puede presumir la corona sin si quiera haber sido convocado o tomado en cuenta para un partido.

El Lille rompió todas las quinielas con el rendimiento que los llevó a consagrarse en la liga de Francia. De este club forma parte Pizzuto, futbolista de 19 años de edad que fue convocado durante varios partidos e incluso estuvo en la banca, pero nunca recibió la oportunidad del entrenador Christophe Galtier.

 

El centrocampista estuvo en el banco de suplentes del equipo durante nueve partidos de la temporada, aunque sólo fungió de espectador en primera fila de los encuentros contra Mónaco, Lorient, Nimes Olympique, Stade Reims, Metz, Burdeus y Montpellier, en estos dos últimos estuvo tanto en la primera, como en la segunda vuelta.

La suerte del juvenil fue la misma en la Copa de Francia y en la Europa League, por lo que el club decidió mantenerlo en ritmo al bajarlo de categoría. Durante un tiempo el mediocampista formó parte del Lille B, equipo con el que sí tuvo la oportunidad de ver minutos. En esta categoría, el mexicano tuvo acción, aunque solo fuera en una jornada.

 

Complicaciones le impidieron jugar

Pizzuto cuenta apenas con 19 años de edad, pero fue precisamente su juventud y un par de incidentes los que determinaron que el jugador no pudiese siquiera debutar. Eugenio contrajo Covid-19 y además sufrió una complicada lesión durante la campaña; ambos factores se compaginaron para que el entrenador quisiera llevarlo con más calma en el equipo. Sin embargo, no resulta positivo ni para el club o el jugador que este panorama se mantenga.

El talentoso mediocampista arribó al club francés proveniente del Pachuca. Desde entonces, el mundialista sub-17 no ha tenido la oportunidad de jugar un solo partido profesional. Ahora con la temporada finalizada deberá apuntar todas sus fuerzas durante la pretemporada si quiere ganarse un puesto en el equipo, de lo contrario deberá conformarse con ser testigo de los éxitos desde el banquillo.

Fotos: Instagram