El diputado federal Saúl Huerta Corona anunció que no permitirá que le quiten el fuero constitucional que, hasta ahora, impide que lo detengan por las denuncias de abuso sexual en su contra, pues asegura que los peritajes realizados a su víctima de 15 años confirman que la violación no ocurrió.

El diputado además insistió en que la acusación fue montada y perfectamente planeada para dañar su imagen, la de su partido y la del gobierno federal, justo ahora que buscaba la reelección por Morena en el distrito 11 de Puebla.

Aunque Saúl Huerta se ha mantenido alejado de los reflectores tras su detención en un hotel de la Ciudad de México el pasado 21 de abril, en las últimas semanas ofreció un par de entrevistas al periodista Juan Francisco Rocha, de las cuales una fue difundida este jueves en el noticiero de Ciro Gómez Leyva por Radio Formula.
 


Fue ahí donde sentenció que defenderá su fuero pues considera que es injusto que se lo quiten por una acusación que fue fabricada, y dijo confiar en la legalidad de las instituciones para afrontar los señalamientos y salir bien librado.

"No temo perder el fuero pero tampoco voy a aceptar que se me desafore por una situación totalmente falsa, por una cuestión orquestada. Yo estaré dispuesto a enfrentar a la justicia, a las instituciones. Soy el más interesado en que esto se aclare; me someteré a todos los llamados que hagan y estaré pendiente de esta investigación", expuso el diputado.

Argumentó que  tuvo acceso a los peritajes practicados a su víctima por la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, como parte del proceso de desafuero que se inició en la Cámara de Diputados, por lo que aseguró que dichos estudios arrojaron negativo a una violación y que por ello sostiene que todo fue planeado.

"No hay prueba alguna que me incrimine. He recibido la carpeta de investigación con motivo de la notificación del desafuero y en la que constan las periciales. Te quiero decir (que) la pericial en toxicología, negativa; la pericial en proctología, negativa; otras como indicios de fuerza o resistencia en su cuerpo o su persona, negativo; por lo tanto es un linchamiento mediático", sostuvo el diputado.

Sobre uno de los jóvenes que lo denuncia, reiteró que les ofreció ayuda para trabajar, de buena fe, y que le mintieron sobre la edad del muchacho pues él creía que tenía 18 años de edad y no 15, además acusó que la familia del joven tenía todo planeado.pues insistieron en tomarse una foto con él.

Sobre las amenazas e intentos de soborno, Saúl Huerta negó haber contactado a la familia y pidió que presenten las pruebas que tengan ante las autoridades, esto a pesar de que horas después de su liberación fue difundido un audio en el cual se le escuchaba ofrecer  "un arreglo" a la madre del joven a cambio de "no destruir" su carrera política.

Actualmente Saúl Huerta está en proceso de desafuero y del retiro de su candidatura para la diputación federal del distrito 11 de Puebla, sin embargo ninguno de los procesos se ha concretado pues no hay fecha para nombrar un sustituto que represente a Morena en ese distrito.