Honorina Arroyo fue la ganadora de la tercera temporada de MasterChef México, reality que se transmite por TvAzteca. Tras el triunfo se convirtió en empresaria abriendo dos restaurantes y ahora va por la alcaldía de Atlangatepec, en Tlaxcala.

La cocinera es originaria de Santa Clara Ozumba, municipio de Atlangatepec, un pueblo con apenas 650 habitantes considerado de pobreza extrema.

Tras ganar el reallity, abrió su propio restaurante 'Honorina, el gran sabor de Tlaxcala' en la comunidad de Tlaxco, donde se pueden probar platillos como el mixiote de pescado, la barbacoa campesina y el mole de conejo.

En agosto de 2019 Honorina cumplió su sueño de cocinar en la ciudad de Tlaxcala con la apertura de su segundo restaurante. En la inauguración estuvo presente el gobernador de Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez.

Pero la vida de Honorina sigue cambiando, ahora la triunfadora del reality de TvAzteca quiere ser presidenta municipal de Atlangatepec.

Tras su éxito como empresaria ahora la famosa cocinare aceptó la invitación del partido Redes Sociales Progresistas y va por una alcaldía en las próximas elecciones del 6 de junio.

Honorina es apoyada por Maricruz Montelongo Gordillo, coordinadora de cuarta circunscripción de Redes Sociales Progresistas.

Maricruz es hija de Elba Esther Gordillo y esposa de José Fernando González Sánchez, director nacional de RSP.

Montelogo Gordillo externó en Twitter su apoyo a la ganadora de Masterchef, quien buscará gobernar por los próximos tres años a uno de los municipios más pequeños de su estado.

Con información de la Revista Quién