El pasado domingo fue de fiesta brava en la plaza Las Ventas de Madrid luego de que se reanudaran las corridas de toros con público, hecho que ocurrió por primera ocasión desde que comenzó la pandemia y donde se hicieron presentes miles de espectadores.

Las autoridades regionales fueron quienes permitieron la realización del evento y las ganancias del mismo se destinarán al apoyo del sector de las corridas de toros que resultó tan afectado como otras muchas actividades que se realizan ante audiencias en vivo, pero que los confinamientos tuvieron que frenar debido a las restricciones para contener al coronavirus.

Las autoridades de la región ordenaron que la plaza fuera ocupada únicamente a un 40 por ciento de su capacidad, por lo que únicamente podían asistir un máximo de 6 mil aficionados. Las y los espectadores tenían asientos asignados y debían portar mascarilla todo el tiempo. Entre los toreros participantes estaban los destacados Enrique Ponce y Julián “El Juli” López.

Fue a mediados del año pasado que se reanudaron las corridas de toros en la región sureña de Andalucía con un 50 por ciento de ocupación en las plazas luego de un confinamiento total en el país que permaneció durante los peores meses de la pandemia.

El momento elegido para reactivar la fiesta brava en Madrid tiene implicaciones políticas, pues además de que fue durante un feriado regional, coincide con el último día de las campañas oficiales para los comicios regionales de la capital a efectuarse el martes.

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, se postuló para buscar la reelección en unos comicios anticipados a los que convocó en un intento por incrementar su poder en la legislatura estatal. Díaz Ayuso ha convertido estas elecciones en un referéndum en torno a su oposición para aplicar medidas de salud más estrictas contra el Covid-19, impuestas o recomendadas por el gobierno central izquierdista de España.

Aunque no intervinieron para detener la corrida, las autoridades nacionales de salud han exhortado en repetidas veces a las regiones a que no se arriesguen a la posibilidad de que puedan existir contagios masivos con la autorización de eventos de gran magnitud, ya que para el caso los partidos de futbol, por ejemplo, no se ha permitido ingresar gente a los estadios.

El Ministerio de Salud indicó el viernes que Madrid tiene la segunda tasa más elevada de infecciones entre las regiones de España con 384 casos por cada 100 mil habitantes a lo largo de 14 días.

Foto: Twitter