El boxeador Félix Verdejo fue acusado y detenido sin derecho a fianza por el asesinato de una joven embarazada, caso con el que retomaron fuerza las protestas contra los feminicidios en Puerto Rico poco después del homicidio de otra mujer que fue quemada.

‘El Diamante’ Verdejo, de 27 años de edad, compareció ante una jueza federal el pasado lunes para escuchar los tres cargos por el secuestro y asesinato de Keishla Rodríguez y de su hijo no nacido, cometidos el jueves en San Juan.

El jueves pasado, cuando ocurrió el crimen contra Rodríguez, autoridades puertorriqueñas hallaron también el cuerpo calcinado de otra mujer, Andrea Ruiz, en la localidad del Cayey (sureste). Dos días después al hallazgo se logró la detención de un hombre de 40 años a quien ella había denunciado sin éxito.

“Aquí hay una violencia machista que viene de antaño, que hay que atacar de frente”, dijo el gobernador, Pedro Pierluisi, durante una conferencia de prensa este lunes. «Lamentablemente es una cultura que hay que corregir», añadió.

El pasado 25 de enero, Pierluisi declaró estado de emergencia por la violencia de género en Puerto Rico. En ese momento, el gobierno reportó que en 2019 se registraron 7 mil 021 casos de violencia doméstica, en una población de 3,2 millones. De éstos, 5 mil 896 ocurrieron contra mujeres.

Decenas de personas –que en su mayoría fueron mujeres- se manifestaron en la tarde del lunes frente a la residencia oficial del gobernador mientras cantaban consignas como “dónde está el estado de emergencia”, a la vez que llevaban pancartas con la leyenda #NiUnaMenos.

«No nos conformamos con la línea de tiempo que establecen allá (en el gobierno)», dijo en un discurso Shariana Ferrer, de la agrupación Colectiva Feminista. «¡La urgencia la estamos estableciendo nosotras aquí!».

Una denuncia federal obtenida por la AFP señala que Verdejo, casado y que además tenía una relación con Rodríguez, habría secuestrado a su víctima el pasado 29 de abril luego de que ella le dijera que se encontraba estaba embarazada.

“La golpeó en la cara y le inyectaron una substancia con una jeringa”, indica la declaración jurada del agente del FBI que condujo la investigación.

Verdejo, reconocido por haber representado a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, habría cometido el crimen junto a otra persona que el FBI señaló como “el testigo”, a quien pidió ayuda para acabar con el embarazo. De acuerdo con el texto, Verdejo y el testigo amarraron a Rodríguez de pies y manos, la ataron a un bloque y, tras conducir hacia una laguna en San Juan, «la lanzaron al agua por el puente». Luego él le disparó.

El FBI consiguió evidencias de que Verdejo y Rodríguez, de 27 años de edad, se habían comunicado por teléfono el mismo día del secuestro, algo que una cámara de seguridad puede demostrar debido a que muestra un coche similar al del boxeador detenido en el puente.

Rodríguez había sido reportada como desaparecida el jueves y el cadáver fue hallado el sábado; su familia de inmediato señaló al boxeador como responsable. Los cargos podrían significar la pena de muerte para Verdejo, quien trabó su carrera en el peso ligero tras sufrir un accidente de moto en 2016.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube