El incendio que en 5 días devastó 550 hectáreas de bosque de pino, cedro y oyamel en el municipio de Tetela de Ocampo quedó sofocado al 90 por ciento luego de que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) se trasladara a la zona para reforzar los trabajos contra el incendio.

El fuego comenzó en la comunidad de Puente Seco extendiéndose por 550 mil metros cuadrados llegando incluso a municipios vecinos como Cuatempan, pero este viernes se logró el control luego de que se aplicara en la zona afectada el Plan DNI III E que es un operativo donde participan el Ejército y la Fuerza Aérea Mexicana con actividades de auxilio a la sociedad afectada por cualquier tipo de desastre. 

El siniestro además de la pérdida de miles de árboles también dejó la extinción de varios animales como conejos, coyotes y algunas especies de serpientes que formaban parte de la fauna del bosque.

También provocó afectaciones menores en dos viviendas cercanas a la zona del incendio, debido a que el humo de las llamas alcanzó a dejar huella en las casas, por lo que también dejó molestias respiratorias en los pobladores que habitan en comunidades colindantes.

Ángeles Ronquillo Blanco, ex regidora del ayuntamiento de Puebla, a través de redes sociales este jueves solicitó a las autoridades estatales tomar el control y agotar los recursos para terminar con el fuego y acusó a las corporaciones responsables por la lentitud con la que atendieron la llamada de emergencia.

Aseguró que, si el siniestro se hubiese atendido con antelación y con las personas suficientes o en su defecto con el apoyo de helicópteros, este no hubiera avanzado hasta llegar a la comunidad de Ixtolco, que es otro municipio ubicado en la Sierra Norte de Puebla.

Tuvieron que llegar miembros del ejército nacional para sofocar el incendio; las autoridades pidieron a la población evitar salir de sus casas hasta que el humo se desvanezca en el aire, pues aún quedan fuertes concentraciones de dióxido de carbono en la zona que podrían ser perjudiciales para la salud.

Al respecto Protección Civil (PC) y la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) pidieron a los habitantes de las zonas susceptibles a incendios, mantenerse al pendiente y avisar de inmediato para evitar desastres mayores.