El impacto económico del regreso a clases en agosto en Puebla aún es incierto, opinó Juan Carlos Botello Osorio, analista en comercio de la UPAEP.

 Por su parte, Oscar Salomón Castañeda Lozada, de la Escuela de Negocios de la UPAEP,  señaló que a nivel nacional hay una expectativa de que la vacunación y el regreso a clases  reactiven algún sector de la economía.

Botello Osorio,  también director de las Facultades de Logística de Negocios y Comercio y Estrategia Internacional de la universidad, comentó que es urgente que las autoridades tengan un plan definido para el retorno a las aulas pues hasta ahora ve un panorama complicado.

“Hablar de un regreso, en su totalidad presencial, es una utopía. Lo digo porque no basta con que los docentes estén vacunados. Supongamos que los docentes estén vacunados, pero faltan los alumnos”, señaló.

Por eso destacó que es fundamental definir la estrategia de vacunación en el sector educativo, que es más que el magisterio pues  involucra a los administrativos y al personal operativo de las instituciones.

“El regreso a clases no se ve fácil para Puebla”, dijo al referir que las actividades deben reiniciarse de forma  escalonada.

En su opinión, un salón con 30 o más personas sigue representando un riesgo de contagio de Covid-19. 

“Una sola persona estará vacunada y podrá impartir la cátedra, pero ¿qué pasa con los otros estudiantes que todavía no han sido vacunados y que están al final del plan nacional de vacunación? ”,cuestionó .

Dijo también que la ciudadanía que cuente con servicios de internet, “optará porque sus hijos continúen con las clases a distancia”. Pero sin duda, la incorporación escalonada en las instituciones mejorará el movimiento económico en la entidad.

Agregó que para el presente año ya se empiezan a registrar nuevos indicadores que revelan una recuperación”