La salud mental de las personas es la base del bienestar y funcionamiento efectivo dentro de una comunidad y más ahora, cuando tenemos cerca de 14 meses de vivir en confinamiento por la pandemia de salud, manifestó Dulce María Pérez Torres, catedrática investigadora de la Facultad de la Psicología de la UPAEP.

“La persona puede estar sana, pero si no tiene un lugar para ejercer su trabajo, para emplearse, seguramente se va a sentir enfermo y por consecuencia requiera de los servicios de atención mental. Además de que experimentará otros temores ante los escenarios que se vayan presentando en los diferentes entornos sociales y pueda irse conectando con el tejido social con sus nuevas experiencias, con sus nuevos hábitos y desde sus nuevas trincheras”, agregó.

Pérez Torres dijo que toda la sociedad tiene que trabajar de manera coordinada para que desde sus diferentes aristas se pueda regenerar el tejido social, de buscar un equilibro respecto a la salud mental de las personas y poder afrontar de una manera más fortalecida el mundo que se está presentando. Que los medios de comunicación, instituciones públicas y privadas manejen mensajes positivos que ayuden y orienten a las personas en su estado de ánimo y convivencia social.

Advirtió que hay niños que durante la pandemia desarrollaron ciertas enfermedades de salud y son niños vulnerables, por lo que las instituciones de salud pública y educativas, tendrán que implementar estrategias para poderlos atender; hay niños que están deprimidos, desesperanzados porque se siente solos, sin el acompañamiento de sus padres; hay otros grupos de niños que tienen algún tipo de problema educativo especial, niños rebeldes y que de nueva cuenta estarán de regreso a la escuela y requerirán de algún tipo de atención para volver armonizar con sus demás compañeros.

Por último, dijo que los padres de familia deben estar conscientes de que la escuela “no es una guardería gigante”, porque ya se dieron cuenta que la escuela es un espacio de aprendizaje y recreo para los niños, de ahí que es importante que la gente esté preparada para trabajar de manera colaborativa, padres de familia y maestros en este regreso a clases según lo permita la pandemia de salud.