Entre 2 mil y 3 mil franquicias en México cerraron durante el año pasado,  como consecuencia de la pandemia de covid-19, dijo el presidente de Armella Franquicias, Juan Manuel Gallástegui.

En México hay más de 100 mil establecimientos de este tipo con alrededor de 70 giros.

Entre 25 y 40 nuevas cadenas se abrieron, pese a las dificultades y “nadie hubiera imaginado que hay nuevas franquicias en el mercado”, pero hubo espacio para las aperturas, dijo el experto.

Expuso que los impactos que sufrieron las franquicias en 2020 fueron muchos y varios negocios tuvieron que reinventarse para vender en línea y encontrar la manera de enviar a domicilio.

Otros tuvieron que seguir pagando arrendamientos aún con los establecimientos cerrados, porque así como hubo personas conscientes con la situación de la emergencia sanitaria, otros no lo fueron. Hubo quienes tuvieron que pagar nóminas elevadas.

Gallástegui dijo que el mercado de las franquicias tiene alrededor de 70 giros, entre los que sobresalen hoteles, restaurantes, escuelas, centros de capacitación extraescolar, farmacias, laboratorios de análisis clínicos, tintorerías, centros de tratamientos estéticos y gimnasios.

Hubo varios casos que por su actividad fueron catalogados como no esenciales y tuvieron que cerrar, lo que condicionó su operación y existencia.

Detalló que en este entorno bajaron los precios de las franquicias entre 10% y 15%, “se dieron muchas facilidades a los adquirientes , les permitieron que la cuota inicial o la contraprestación inicial se diera después”, hasta hubo quienes admitieron pagos a seis meses, un año, reducciones y facilidades en general para adquirir este tipo de establecimientos comerciales.

“De todas las crisis, ninguna como esta, pero en todas las crisis la franquicia ha salido fortalecida, el modelo sigue tremendamente vigente”, dijo al diario El Universal.