El presidente municipal de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez, confirmó su participación en las elecciones 2021, y aunque se siente confiado en el resultado que obtendrá en las urnas, los habitantes del municipio rechazan su reelección ante la falta de acciones de gobierno.

Los ciudadanos aseguraron que en el municipio hay varias carencias entre las que destacan la falta de acciones de seguridad y la falta de obra pública, además de que las acciones por parte del edil en torno a la pandemia por el Covid-19 no lograron detener el crecimiento de contagios y defunciones.

Durante la administración de Guillermo Velázquez se presentaron diversas situaciones que dejaron en evidencia la falta de gobernabilidad, ya que a pesar de que el ayuntamiento ha asegurado en varias ocasiones que Atlixco tuvo un crecimiento con la llegada del panista, los pobladores expusieron todo lo contrario.

“El presidente dejó mucho que desear, Atlixco se hundió en una crisis económica de la que será muy difícil salir”, dijo una vendedora de cosméticos del primer cuadro de la ciudad.

Quien agregó que, aunque no se puede responsabilizar al gobierno de Velázquez Gutiérrez por todo lo ocurrido con la pandemia, si se puede hablar de la falta de apoyo al sector comercial, pues no se ofrecieron apoyos para los microempresarios como sucedió en otros municipios.

Atlixco es un municipio pequeño, que no cuenta con grandes industrias, nuestra actividad se reduce al comercio y al turismo y ambos se vinieron abajo con el Covid, pero la falta de organización de nuestro gobierno provocó desinformación, crisis económica, cierre de negocios, cancelación de eventos como la Villa Iluminada y baja de turismo entre otras cosas”, añadió.

El tianguis que se instala en la colonia Álvaro Obregón fue uno de los temas de mayor impacto para la imagen del alcalde, ya que, a pesar de varias reuniones, no fue hasta pasado los 10 meses de pandemia que los vendedores comenzaron a respetar las medidas contra el virus.

Situación que generó fuertes cuestionamientos hacia la embestidura que representa el presidente municipal, ya que los vecinos de la colonia hicieron hincapié en: “su incapacidad para resolver conflictos dentro de la misma comunidad.