Aunque ya dejaron la Secretaría de Seguridad Pública estatal el extitular Raciel López Salazar y mandos de Vialidad e Inteligencia, otros siguen formando parte de la dependencia.

Paralelamente se da por hecho la llegada de David Ardelio Vargas Carrillo –hijo del subsecretario de Gobernación, Ardelio Vargas Fosado- , a la subsecretaría de Administración y Desarrollo Policial y de Lidia Gómez Santillan a la subsecretaría de Inteligencia.

Entre las bajas que ya registró la dependencia están la de Karina Sauceda en la dirección de Vialidad Estatal; de Pedro Toro Peña, ahora ex subsecretario de Coordinación y Operación Policial así como otros mandos medios de áreas operativas en la Policía Estatal.

La red de Raciel no ha sido desmantelada

La red tejida por Raciel López Salazar en la SSP aún no se desmantela por completo y hasta este sábado varios perfiles afines al chiapaneco continuaban en sus cargos.

Entre ellos destacan Gamaliel Ortega, quien se desempeña como director de Medidas Cautelares y Policía Estatal Procesal, así como Paola Yazmín Borraz García, quien es subdirectora de la Policía Estatal Procesal.

Paola Yazmín recién llegó al cargo, directamente desde la Función Pública de Chiapas y por designación directa de Raciel López Salazar.

Quien también se mantiene, hasta el momento, en su cargo es Nancy Benítez Rebollo, quien en mayo del año pasado llegó a la Policía Auxiliar para sustituir a Ildefonso Amézaga Ramírez, quien fue relegado a ese puesto con la designación de Raciel López.

Benítez Rebollo ha sido señalada de múltiples actos de corrupción, amparada principalmente por la estrecha relación que presumía tener con el ahora exsecretario Raciel López.

Ninguno de estos mandos ha sido notificado de que deban de abandonar sus cargos, aunque esto no implica que con el nombramiento del nuevo titular de la SSP en los próximos días, ellos vaya a continuar.

López Maya sin posibilidades de quedar al frente de la SSP

Con la sorpresiva salida de Raciel López Salazar (presuntamente por actos de corrupción y extorsión que finalmente llegaron a oídos del gobernador Miguel Barbosa Huerta), el gobierno del Estado nombró a un encargado de despacho en la persona de Rogelio López Maya.

Este personaje está íntimamente ligado a Ardelio Vargas Fosado, actual subsecretario de Gobernación estatal. López Maya se desempeñó como titular del Centro de Evaluación y Control de Confianza del Instituto Nacional de Migración (INM) durante la administración de Ardelio Vargas Fosado en la dependencia.

Antes fue Director del Centro de Evaluación y Control de Confianza (CECC) de la Procuraduría General de la República (PGR), cuando al frente de ese organismo estaban Arturo Chávez Chávez, Marisela Morales Ibáñez y Jesús Murillo Karam, entre 2009 y 2011.

Esas credenciales serían insuficientes para seguir al frente de la SSP pues Ardelio Vargas Fosado impulsa para ese puesto a Carla Morales Aguilar.

Morales Aguilar ya ocupó el puesto que ahora ocupa el hijo de Ardelio Vargas en la Subsecretaría de Administración y Desarrollo Policial, al que renunció para que el gobernador Miguel Barbosa la impulsara como secretaria de Seguridad Ciudadana del municipio de Puebla, lo que no ocurrió finalmente.

El titular que designe el gobernador Barbosa para la SSP será el tercero de su gobierno en ese cargo y será el relevo número 15 en su gabinete.