La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al gobernador Miguel Barbosa Huerta no tomar el control de la seguridad en Puebla capital.

La Segunda Sala del alto tribunal frenó el decreto con el cual el mandatario morenista intentó asumir el control de la policía y nombrar una delegada.

En sesión virtual concedió una suspensión provisional al ayuntamiento que encabeza Claudia Rivera Vivanco, mientras se resuelve el fondo de la controversia constitucional 46/2020, promovida contra el decreto del 5 de marzo del año pasado.

La resolución dicta que Barbosa Huerta debe abstenerse de ejercer el decreto y mantener la seguridad en la situación en la que se encuentra, es decir, bajo control del ayuntamiento.

La suspensión se aprobó por mayoría de cuatro votos, con el voto en contra del ministro José Francisco González Salas.

Ocurrió luego de un segundo intento, pues la suspensión fue negada el 23 de marzo de 2020, así que el ayuntamiento interpuso el recurso de reclamación 36/2020, mismo que se resolvió este día ahora a favor del municipio.

Apenas el pasado 25 de marzo Barbosa Huerta renovó su decreto para tomar el control de la seguridad en la capital, aunque al otro día reconoció que no lo ejercería, pues solamente lo renovó porque venció el del año pasado.