Hirofumi Yoshimura, gobernador de la prefectura de Osaka (oeste), declaró este miércoles que prohibió el paso de la llama olímpica de los Juegos de Tokio en todas las vías públicas de la provincia, ante la situación sanitaria que se vive por el Covid-19.

"Hemos pedido a todos los habitantes de la prefectura de Osaka que eviten toda salida que no sea indispensable y urgente, por lo que vamos a anular, a su vez, el relevo de la llama olímpica en la vía pública", declaró.

Los organizadores de la justa veraniega anunciaron este mismo día que aceptaban la propuesta del gobernador sobre realizar el relevo en un parque que estuviera cerrado al público.

La carrera de relevos de la antorcha olímpica dio inicio el pasado 25 de marzo en Fukushima (noreste de Japón) y tiene previsto atravesar la prefectura de Osaka los días 13 y 14 de abril.

Toshiro Muto, director general de los juegos, resaltó la importancia de realizar el relevo a pesar de todo, pues aunque la justa tendrá lugar en Tokio “el paso de la llama muestra que pertenecen a todo Japón”.

El comité organizador añadió en un comunicado que pondría «todas las medidas necesarias para asegurar un entorno seguro para los portadores de la antorcha que deseen correr», por lo que ningún espectador podrá acceder al paso de la llama durante los dos días que se encuentra en Osaka.

“Aunque tomemos medidas, el paso de la llama provoca la concentración de personas, los vecinos quieren verla”, precisó.

Yoshimura señaló el viernes pasado que el relevo de la antorcha no debería pasar por las calles de la ciudad de Osaka, la tercera más poblada de Japón, ante el preocupante aumento de los casos de coronavirus.

La prefectura de Osaka registró el miércoles un nuevo récord de contagios diarios (878 casos), con lo que batió el récord alcanzado durante la víspera y superó las cifras de Tokio (555 positivos el miércoles), que siguen al alza.

A poco más de cien días para el inicio de los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio al 8 de agosto), que fueron aplazados un año a causa de la pandemia, los organizadores se enfrentan cada vez a más dificultades.

Foto: Twitter