Ya no es secreto para nadie.

Sobre la Liga MX Femenil mucho se ha comentado acerca del visible crecimiento de nivel y competición, así como de la creciente audiencia que pudo alcanzar desde la temporada pasada, aunque los salarios que perciben las jugadoras son uno de los principales problemas que aquejan a distintas plantillas.

Respecto a este tema, poco o nada se ha hecho para tratar de conseguir una paridad en cuanto a los salarios que perciben jugadoras y jugadores, a pesar de que cada vez son más casos los que salen a la luz sobre futbolistas que se quejan acerca del tema o de plano renuncian al sueño de jugar en la primera división.

El último caso se dio a conocer en palabras de Balbina Treviño, exportera del Necaxa y Rayadas, quien expuso el caso de una de sus colegas (sin revelar su identidad) que se quedó sin dinero para cubrir gastos tan básicos como agua y luz.

La exguardameta publicó en su cuenta de Twitter parte de una conversación con una futbolista, quien le pidió dinero debido a que tuvo otros gastos y no alcanzó a cubrir todo. Lo anterior, derivado del deficiente salario que perciben en el balompié mexicano.

En la publicación, Treviño se muestra incrédula ante la situación debido a que una jugadora de Primera División no cuenta con un salario digno. “¡Urge base salarial que dignifique la profesión!”, escribió junto a la captura de la conversación.

Hasta el momento resulta una incógnita el salario de todas las futbolistas que militan en la liga MX Femenil debido a que éste varía entre los clubes. Sin embargo, en diciembre pasado, Daniela Pulido (exjugadora de Chivas Femenil) reveló que hay jugadoras que reciben alrededor de 2 mil a 2 mil 500 pesos a la quincena, cifra que dista mucho de las cantidades millonarias que se manejan en el balompié masculino.

Foto: Twitter