El panista Roberto Gil Zuarth negó que tenga 31 millones de pesos para buscar ser diputado y obtener así el fuero que lo proteja de la justicia, como publicó este lunes el periódico Reforma

El diario publicó que el nombre de Roberto Gil fue uno de los 70 que surgieron en el Lozoyagate y que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) lo investiga “pues, ¡en un solo día!, realizó movimientos por 31 millones de pesos.” 

Eso explica, agrega Reforma, “por qué Gil y Ernesto Cordero estarían buscando ser postulados como diputados federales por Redes Sociales Progresistas, el partido de Elba Esther Gordillo. Lo más sorprendente del asunto es que, según cuentan, quien los habría acercado al cobijo de la maestra habría sido... ¡Felipe Calderón!”.

En carta dirigida a Juan Pardinas, director de Reforma, el panista pide que “muestre evidencia de las supuestas operaciones por 31 millones de pesos en un día que según investiga la UIF y que cobardemente afirma en la editorial de Templo Mayor.”

Agrega que “pida a sus fuentes que lo saquen del apuro. De lo contrario espero que tenga las mismas agallas, no para renunciar a su cargo, porque para eso se requieren arrestos que usted simplemente no posee, sino para, al menos, enmendar públicamente sus infamias”.

El editorial de Reforma cierra con un último párrafo: “¿será cierto que el ex Presidente fue quien intercedió ante el movimiento gordillista para que sus ex colaboradores fueran anotados en los primeros lugares de la lista para diputados plurinominales? Suena más creíble esa trama que la idea de que RSP postule a Gil y Cordero por carismáticos.”

Roberto Gil afirma que “no he solicitado ni he sido invitado para aparecer en las listas a diputados federales por Redes Sociales Progresistas. Esa especulación sólo es producto de su torcida imaginación. O de su destino.”