El Cabildo de Puebla cambió el nombre a los jueces calificadores y les otorgó nuevas funciones y facultades para solucionar conflictos en el municipio.

Ahora se llamarán Jueces Cívicos, tendrán que juzgar con perspectiva de género, utilizar lenguaje incluyente y priorizar el respeto a los derechos humanos.

También se fijaron nuevas vías para la solución de conflictos, que permitirán a las partes llegar a acuerdos mediante la reparación del daño o una medida compensatoria.

Las nuevas disposiciones se establecieron con una serie de reformas al capítulo 9 del Código Reglamentario Municipal (Coremun).

Las modificaciones se aprobaron en una sesión virtual por mayoríacon la abstención de la bancada del PAN, que señaló como insuficiente el plazo de 7 meses que se dará a los jueces para cambiar al nuevo modelo de justicia.

La alcaldesa Claudia Rivera Vivanco aseguró en la sesión que las nuevas medidas garantizarán una mejor atención a la ciudadanía, el respeto a los derechos humanos, tanto de la parte denunciante como de la denunciada, así como un acceso a la justicia más ágil y efectivo.

Sostuvo que se dará mejor atención a las mujeres, pues se cierra la puerta a los abusos, la discriminación y la revictimización, los cuales acusó que se enquistaron en los gobiernos pasados.

En otro punto de la sesión se aprobó la integración a comisiones de los regidores suplentes José Luis Ambrosio Salgado; Miguel Chávez Ascue; José Francisco Baeza Vega y Yuvia Edith Ibarra Saucedo. 

Ellos llegaron en lugar de Edson Armando Cortés Contreras; José Luis González Acosta; Iván Herrera Villagómez y Rosa Márquez Cabrera.