El gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que su administración entregó información requerida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), respecto a los supuestos saqueos, falsificaciones y daños en 21 museos de Puebla.

 “Vamos a compartir información con el INAH, que nos ayuden, porque no se trata de que al intervenir el INAH se diluya la responsabilidad que tenemos, no, no (…) tenemos muchos elementos para iniciar con la auditoría y tenemos muchos elementos, por eso ya lo denunciamos”, agregó.

El mandatario se dijo a favor de la protección del patrimonio cultural, arqueológico e histórico de Puebla, por eso, seguirá investigando el desfalco en el tema de los museos.

La semana pasada, el INAH ofreció apoyo tanto de sus especialistas en conservación y restauración como de su área legal, a efecto de realizar las inspecciones y brindar la asesoría pertinente ante los supuestos saqueos, falsificaciones y daños a bienes muebles en diversos museos de la entidad poblana, así como al acervo histórico perteneciente a la Biblioteca Palafoxiana.

El 23 de febrero, gobierno de Puebla dijo que encontró irregularidades en la operación de museos de la entidad entre las que destacan el uso anómalo de recursos superiores a 300 millones de pesos, saqueos y falta de mantenimiento.

Entrega de despensas, sin fines políticos

En otro tema, el mandatario refirió que su administración no utilizará el apoyo de despensas alimenticias que se da a madres solteras ni familias con enfermos con cáncer para un uso electoral.

La entrega es directa a los destinatarios que están en un padrón, no “grupos clientelares” como sucedía en pasadas administraciones.

“El DIF es un ejemplo de una institución cercana al dolor, a la tragedia, a la familia; protege y vamos a cuidar mucho. No es un centro de negocios como lo fue; ahí estaban todos los hampones viendo qué compraba el DIF para ponerse en medio y ganar grandes comisiones; hoy no”.