Maniatado y con un mensaje de advertencia dirigido a bandas delictivas rivales, fue abandonado el cadáver de un joven en la localidad de Santa María Moyotzingo, perteneciente al municipio de San Martín Texmelucan.

Durante la madrugada de este viernes personas que transitaban sobre Camino Real y las vías del tren, notaron que estaba el cuerpo tirado de un hombre, el cual tenía cinta canela enredada de la cabeza a los hombros, junto con un cartón con un mensaje de advertencia dirigido a la banda de “Los Moyos”.

Además, el hoy occiso de aproximadamente 20 años de edad, tenía los pantalones abajo, estaba descalzo y también fue atado de los pies con cinta canela.

Elementos de la Policía Municipal fueron movilizados al punto, donde al confirmar el reporte ciudadano, acordonaron el área para proceder a las primeras investigaciones y dar parte a la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE).

Agentes investigadores y peritos se apersonaron en el lugar para las diligencias del levantamiento de cadáver de quién vestía camisa negra con puntos blancos, pantalón de mezclilla gris y gorra negra.

Después de no hallar alguna credencial o documento que ayudara a su identificación, el cuerpo fue anotado en calidad de desconocido.

El crimen con características de ajuste de cuentas entre bandas delictivas, ya es investigado por la Fiscalía de Puebla.

El  pasado 19 de febrero, tres bolsas con restos humanos fueron abandonadas bajo un puente de la autopista México-Puebla, a la altura de San Rafael Tlanalapan, también en San Martín Texmelucan. En el lugar de igual forma se halló un mensaje de advertencia.