Tras aprobarse en el Congreso del estado la ley que prohíbe el uso de cañones antigranizo, campesinos de libres celebraron la medida y aseguran que beneficiará sus cultivos, ya que no habrá cambios climáticos forzados por el hombre.

El Congreso del Estado con fecha del 18 de febrero, aprobó la ley anti-antigranizo en la entidad, lo que mejora la producción de maíz y cebada principalmente.

Daniel Esqueda Sánchez, dirigente del Movimiento Democrático de Cuyoaco, dijo que por fin quedo atrás el uso de estos artefactos, problemática que venían arrastrando de varios años atrás lo cual afectó a gran parte de campesinos en sus producciones de la región de Libres, Oriental, Tepeyahualco, Ocotepec y Cuyoaco, entre otras comunidades, por lo que tras aprobarse verán reflejada la medida en sus ingresos y la manutención de cientos de familias que dependen en un 80  por ciento de esta actividad.

Así mismo hicieron público el reconocimiento a la diputada María del Carmen Saavedra Fernández, tras una petición hecha por los afectados, con fecha 2 de septiembre, esta quien afortunadamente logró dicha gestión, tras un año de haber presentado esta iniciativa, así mismo hizo extensivo el reconocimiento a campesinos, comisariados y agrupaciones que se sumaron a este movimiento con el fin de impulsar esta iniciativa.

Cabe recordar que para lograr esto también los campesinos llevaron a cabo protestas y manifestaciones, para levantar la voz, a fin de ser escuchados y lograr la aprobación de esta ley.

Por último, los campesinos esperan la promulgación de esta nueva ley a través del Diario Oficial del Estado, para que, en un periodo de 180 días, sea público el reglamento que va a regir dicha ley por medio de la Secretaría del medio ambiente.

Por último, Daniel Esqueda Sánchez hizo un llamado a campesinos y beneficiarios, para fortalecer aún más los lazos y estar pendientes del diario oficial y de esta nueva ley, con la finalidad de que se constaten el beneficio especialmente para pequeños productores y campesinos. Y que vengan a favorecer los campos de cultivos de maíz, cebada, haba y el frijol.