El pasado lunes, Diego Abreu firmó su primer contrato profesional con el Defensor Sporting (de Montevideo) aunque en México también se han fijado en su accionar para que pudiera aterrizar a la Liga MX con equipos como Chivas y Necaxa.

"Es una muy buena opción, sería muy lindo jugar allá. Las veces que he ido, he podido sentir el cariño de la gente, me han tratado muy bien", mencionó durante una entrevista con el portal Récord.

 

El hijo del exseleccionado uruguayo posee la nacionalidad mexicana, por lo que podría enfundarse el jersey rojiblanco sin mayor inconveniente. ‘Abreu Jr.’ se siente motivado y orgulloso por el hecho de que un equipo tan importante como el Deportivo Guadalajara se haya fijado en él: "Si se me da la oportunidad, bienvenido sea. Me han hablado muy bien del equipo", comentó.

Dijo también que si algún día llega a la institución tapatía será porque lo merece y no por influencias: “Es un club muy grande, sé muy bien lo que representa. Si el día de mañana me toca ir ahí será porque estaré al nivel del club y de los jugadores, no por quién es mi papá”, indicó y dejó muy claro que su padre y su representante son quienes han hablado con los directivos rojiblancos: "Estamos esperando a ver qué pasa. No hablaron conmigo directamente, tratan de dejarme a un lado para que no se me suban los humos a la cabeza", explicó

Par Diego Abreu sería una oportunidad muy buena ser compañero de José Juan Macías, pero por el momento no puede fichar con ningún equipo de México debido a que es menor de edad y está prohibido por la FIFA.

"Nunca he hablado con él, pero lo he visto mucho. Me parece que es un jugador muy completo, tiene un gran olfato goleador. Le deseo lo mejor", añadió. "Al cumplir la mayoría de edad ya podría tomar mis propias decisiones, ya podré estar más en contacto con lo que pasa a mi alrededor y no como ahora que todo lo ven mi padre mi representante".

 

No define a quién representar

El futbolista ha mostrado destacadas actuaciones, pero aún no ha definido si dentro de unos años jugará con la Selección de México o con la de Uruguay, aunque dijo estar agradecido porque el Tri lo ha convocado en varias ocasiones sin afectar que también aceptaría la invitación de la Celeste.

“Todavía no me decido por una. México me abrió las puertas y si el día de mañana Uruguay me da esa oportunidad la tendría que aceptar”, contó para dicho medio.

Después, tendría que tomar una de las decisiones más importantes de su carrera profesional: “Al haber estado en las dos selecciones, tendría que elegir una. Espero tomar la mejor decisión”, finalizó.

Las normas de FIFA fueron cambiadas de forma reciente. Los jugadores que cuenten con más de una nacionalidad pueden jugar con diferentes selecciones siempre y cuando no hayan disputado un partido de tipo A (Selección mayor). Toda la familia de Diego es de Uruguay, pero él nació el 27 de agosto de 2003 en la Ciudad de México, cuando su padre jugaba con Cruz Azul.

Abreu sobresalió con la Selección Mexicana Sub-16 y obtuvo el tercer puesto en la Nordic Cup, pero no pudo cumplir su sueño de ir a la Copa del Mundo Sub-17 de Brasil 2019.

Caso similar a este ocurrió con Nery Castillo, quien no sabía si jugar con Uruguay, con Grecia o con México, pero se puso la playera verde tras una plática con Hugo Sánchez.

Foto: Twitter