Google sigue innovando y ahora se anuncia que las cámaras de los teléfonos inteligentes Google Pixel podrán medir la frecuencia cardíaca y respiratoria a partir del próximo mes.

Se trata de una de las primeras aplicaciones de inteligencia artificial de Alphabet enfocadas en el bienestar.

Personal de Google Health informaron a principios de esta semana que han avanzado en la inteligencia artificial que impulsa las mediciones y planean detallar su método y ensayo clínico en un artículo académico en las próximas semanas.

La empresa, mediante su blog, informó que espera implementar la función en otros teléfonos inteligentes Android, pero no se tiene una fecha específica para hacerlo.

Sin embargo, los planes de que esta aplicación llegue a los iPhones no están claros.

¿Y cómo funciona?

Los usuarios que desean tomar el pulso colocan su dedo sobre la lente, que detecta cambios de color sutiles que corresponden al flujo sanguíneo.

Por su parte, Samsung utilizaba un sensor exclusivo junto a la cámara de varios de sus teléfonos Galaxy, que funcionaba de una forma similar.

El gerente de productos de Google HealthJack Po, dijo que la compañía quiere ofrecer una alternativa a los controles manuales del pulso para los propietarios de teléfonos inteligentes que solo desean monitorizar su condición ocasionalmente pero no pueden pagar un dispositivo portátil.

Google alertó que estos sistemas de medición no han sido diseñados para llevar a cabo diagnósticos médicos, sino que su función es únicamente ayudar a las personas que así lo deseen a mejorar sus hábitos de salud y bienestar.

Los registros guardarán en el dispositivo para apreciar su evolución a lo largo del tiempo y observarse junto con otras métricas de salud y bienestar con las que ya cuenta el servicio de salud.