A casi dos meses de la toma del Congreso de Puebla, representantes de colectivos feministas, LGBT y trans, anunciaron que promoverán un “voto de castigo” en contra de los legisladores que no impulsen la legalización del aborto y la Ley Agnes, antes de pedir licencia para contender a un cargo público.

Recordaron que los coordinadores parlamentarios que integran la Junta de Gobierno y Coordinación Política (Jugocopo) prometieron que la “Ley Agnes” (de identidad de género) sería un hecho a más tardar en febrero y la despenalización del aborto hasta abril.

Uno de los principales firmantes de los acuerdos es el presidente del Congreso Local, Gabriel Biestro Medinilla, quien ha manifestado abiertamente que buscará la alcaldía de Puebla.

Las activistas anunciaron que buscarán las herramientas para proceder legalmente en contra de los legisladores, por incumplimiento a sus compromisos firmados oficialmente.

Aplicaremos votos de castigo a los candidatos que se promuevan a favor de los derechos humanos y no legislen, por incongruentes (…) no descansaremos hasta conseguir nuestros derechos”, agregó la representante de Colectivo Coatlicue Siempre Viva.

Informaron que iniciarán jornadas de información y campañas sobre el tema, entre ellas, señalamientos directos contra los legisladores “chapulines”, que buscan repetir o participar en otro cargo de elección popular.

Además, están analizando otra toma del Congreso de Puebla, pero dependerá del consenso de las activistas y la pandemia de Covid-19, para no poner en riesgo a ninguna representante.

La representante de RED-define señaló que conocían que los legisladores podrían abandonar sus promesas para ir a cumplir sus aspiraciones personales en campaña, pero que primero confiaron en su palabra.

“Ahora queremos que sepan que no vamos a permitir que se siga postergando el derecho de las personas y que va haber un costo político, los derechos no se aplazan”, dijo.

Los acuerdos firmados, recordaron, fueron con Valentín Medel Hernández, del PT; Mónica Lara, del PES; Juan Pablo Kuri, del PVEM; Uruviel González y Gabriel Biestro Medinilla de Morena; Josefina García Hernández, del PRI; José Armando García Avendaño, del PRD; Carlos Alberto Álvarez Morales, ex de MC. Los últimos cuatro ya pidieron licencia.