Elementos de la Policía Estatal ingresaron al Congreso de Puebla que se encuentra tomado por feministas desde la tarde del martes.

Los elementos habrían entrado por la puerta trasera del edificio que ahora se encuentra resguardado por granaderos.

Al menos 20 uniformados llegaron en un primer bloque, a bordo de un camión de la Policía Estatal y dos patrullas.

En sus redes sociales las mujeres que se encuentran en el plantón calificaron el acto como un intento de represión para desistir de su protesta y ceder a las presiones de los diputados.

En un video responsabilizaron de lo que les ocurra al gobernador Miguel Barbosa Huerta y al presidente del Congreso local, Gabriel Biestro Medinilla.

La toma del Congreso local es para exigir la despenalización del aborto y una mesa de diálogo con el gobierno estatal para tomar acciones contra la violencia de género.