Fuentes de la Guardia Nacional informaron que investigan una red de “coyotes” en el Valle de México, Morelos, Guerrero y Puebla que acuden con tanques de oxígeno para su relleno en centros de distribución gratuita, para después venderlos o canjearlos a precios elevados.

También se informó de un registro de robos a mano armada de camionetas que transportan los tanques de oxígeno e incluso en hospitales de estados como Tlaxcala, Sonora y el Edomex.

Los robos de tanques, con o sin violencia, también han sido denunciados en redes sociales por usuarios que acuden a rellenarlos.

Los tanques de oxígeno medicinal cuestan entre 4 mil y 7 mil pesos, pero en el mercado negro se venden hasta en 30 mil pesos, alertaron las fuentes federales, según una nota del diario Reforma.

Al robo de los tanques se suma la estafa en la venta de este producto, abusos en los precios y hasta el acaparamiento del químico, alertaron autoridades federales.

La Policía de la CDMX detectó desde el 1 de enero diversas páginas apócrifas y anuncios en redes sociales en donde se ofrece oxígeno medicinal a bajo costo, pero tras los depósitos de los usuarios el producto no era entregado. Además de los robos y fraudes, el esquema criminal se extendió a distribuidores que vendieron oxígeno industrial por medicinal. Por ese motivo, la Profeco suma seis negocios suspendidos –en CDMX, Edomex y Jalisco– y otros 10 sancionados por anomalías en la venta.