Las cifras oficiales de la Fiscalía General del Estado al cierre del 2020 reconocieron apenas el 50.04 por ciento de los feminicidios documentados por el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos A.C. (Odesyr).

Según el informe de incidencia delictiva de la Fiscalía General del Estado, correspondiente al período de enero a diciembre de 2020, el organismo procurador de justicia inició 52 carpetas de investigación, 50 de los cuales se registraron hasta noviembre.

Los 52 feminicidios del 2020 que documentó la FGE  representan el 50.04 por ciento de los casos de mujeres asesinadas que documentó de forma hemerográfica el Odesyr, que en ese mismo período contabilizó 103 delitos con apariencia de feminicidio.

De acuerdo con una revisión de las bases de datos de la FGE y del Odesyr se puede ver que en ninguno de los doce meses del año pasado las cifras de la dependencia y de la organización civil coincidieron.


En enero el Odesyr contabilizó 11 casos mientras que la FGE registró siete; en febrero fueron 17 contra 10; en marzo las cifras oficiales documentaron cinco casos mientras que la organización civil contabilizó 13; en diciembre la FGE reconoció dos casos mientras que el Odesyr documentó ocho.

Golpeadas o estranguladas, principalmente

De acuerdo con cifras oficiales, la mayoría de los feminicidios se perpetró con étodos diversos al uso de armas de fuego o blancas. .

La FGE estableció que en los doce meses de 2020 se documentaron 31 feminicidios en los que las víctimas probablemente fueron asesinadas a golpes o estranguladas.

Las víctimas que fueron asesinadas con arma de fuego representan el segundo grupo de mayor incidencia, con 13 casos, mientras que el tercer grupo es el de las mujeres privadas de la vida con un arma blanca (cuchillos, machetes o navajas) y que sumaron , ocho casos.

Cifras oficiales reflejan reducción de casos

Aunque los datos hemerográficos del Odesyr muestran un aumento anual del 21.18 por ciento en la incidencia de feminicidios al pasar de 85 casos en 2019 a 103 en 2020, las cifras oficiales indican que este delito tuvo una reducción de 10.34 por ciento entre ambos períodos.

Los datos de la FGE con base en las carpetas de investigación abiertas por feminicidio muestran que durante 2019 se documentaron 58 casos de este tipo penal, mientras que para el 2020 la incidencia pasó a 52 casos.