Las cámaras frías para conservar vacunas anti Covid-19 son escasas en México y cuando menos 11 estados carecen de ellas o no cuentan con la certificación respectiva de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Las cámaras frías o ultracongeladores son indispensables para iniciar la fase 2 de vacunación contra Covid-19 a escala nacional, en la que comenzará a inocularse a la población civil, después de que se cubra al personal médico de primera línea de atención.

La situación ya había sido advertida por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) desde 2019, como resultado de una revisión y a la fecha no ha sido solventada completamente.

El miércoles, el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell informó que universidades e instituciones de educación superior han puesto a disposición del gobierno 310 ultracongeladores.

“Esto lo que nos permite es estructurar la red de ultracongelación asociada con la red de refrigeración. Y, precisamente, uno de los acuerdos de hoy del Consejo Nacional de Salud fue que a más tardar este viernes 15 las secretarías de Salud de los estados enviarán un informe pormenorizado de las cámaras frías de la red de refrigeración disponible en el estado”, dijo.

Según respuestas a solicitudes de transparencia formuladas por el diario Milenio, las secretarías de Salud locales que informaron que no cuentan con dicha certificación de Cofepris son Aguascalientes, Baja California, Chihuahua, Coahuila, Colima, Ciudad de México, Nayarit, Oaxaca, Querétaro, Yucatán y Zacatecas. Algunas autoridades de salud de dichas entidades explicaron que, aunque ya iniciaron los trámites para la certificación, la Cofepris lo ha retrasado.

En la misma condición podrían estar entidades como Baja California Sur, Campeche, Jalisco, Estado de México y Sinaloa que negaron la información con el argumento que no es su competencia responder a la petición sino de la Cofepris.

Únicamente seis entidades respondieron claramente que sí cuentan con la licencia certificada de sus cámaras frías y casi todos exhibieron dicho documento; se trata de Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, Tabasco y Tlaxcala, mientras que Guerrero afirmó tenerla, pero no la exhibió. El resto de entidades no respondió a la solicitud de información, pidió prórroga o su respuesta no pudo ser descargada de la Plataforma Nacional de Transparencia.   Un diagnóstico citado por la ASF dictaminó que la falta de certificación de las cámaras de red de frío “puede ocasionar un problema sistemático, al no asegurar las condiciones óptimas de las vacunas”.