Ante las sospechas de contagio de Covid-19 en dos agentes del Ministerio Público, fue diferido por enésima vez el proceso penal por el feminicidio de Mara Castilla, el cual actualmente se encuentra en la fase de juicio.

De acuerdo con fuentes cercanas al caso, durante la última audiencia de la etapa de juicio oral los dos representantes de la Fiscalía General del Estado presentaron síntomas asociados al Covid-19.

Ante esta situación la administración de la Casa de Justicia de Puebla ordenó, a través del Poder Judicial del Estado, diferir la siguiente audiencia por un período de 10 días por lo que será hasta el próximo 21 de enero cuando se reanude el proceso.

Se espera que en ese plazo de prórroga que se otorgó por parte del Tribunal Superior de Justicia se puedan obtener los resultados correspondientes para descartar o confirmar si los dos agentes del Ministerio Público que intervienen en el caso se encuentran contagiados de Covid-19.

Cabe señalar que por disposición oficial, actualmente los términos procesales se encuentran suspendidos hasta el 25 de enero sin embargo en casos de audiencias programadas o casos urgentes se están desahogando todos los procesos con medidas estrictas de higiene.

Una de estas es principalmente el impedir el acceso a público dentro de las salas donde se desahogan las audiencias, a las cuales solamente se está permitiendo el acceso a las partes que intervienen en la misma como son los abogados, ministerios públicos y jueces.

Aunque el proceso penal por el feminicidio de Mara Fernanda Castilla ya se encuentra en la fase de juicio desde diciembre pasado, hay que recordar que la joven estudiante de la Upaep y originaria de Veracruz fue asesinada desde septiembre del 2017 y unos días después el presunto responsable fue detenido.