Al iniciar este lunes la segunda etapa del confinamiento decretado por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, cámaras empresariales y propietarios de gimnasios en Puebla demandaron que les permitan abrir sus comercios o recibir apoyos oficiales para enfrentar la crisis económica originada por la pandemia de Covid-19.

La Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin) pidió a los gobiernos de PueblaEstado de México y Ciudad de México para que se permita operar al sector restaurantero con las debidas medidas sanitarias y no dejar que mueran sus empresas.

A su vez la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) reveló que las ventas de sus afiliados se desplomaron hasta en 92 por ciento a raíz del confinamiento ordenado en la entidad desde el 29 de diciembre y que se prolongará hasta el 25 de enero, por lo que piden se permita la reapertura de negocios. 

Los integrantes de la Cámara Nacional de Gimnasios y Clubes Deportivos (Canagym) bloquearon este lunes vialidades de la ciudad de Puebla para exigir la reapertura en este giro y apoyo para los más de 50 mil trabajadores que no tienen trabajo por el nuevo confinamiento en la entidad.

En tanto que el Consejo Coordinador Empresarial en Puebla (CCE) planteó sanciones por no usar cubrebocas, restringir totalmente el ambulantaje y ocupar el 2 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para apoyar a personas que se han visto afectadas por la pandemia del Covid-19.

El gobierno estatal decretó la suspensión de actividades no esenciales del 28 de diciembre al 11 de enero en una primera etapa, y el viernes pasado amplió las restricciones hasta el 25 de enero.

Concamin intercede por restauranteros

A través de un comunicado, Francisco Cervantes Díaz, presidente nacional de la Concamin, pidió al gobierno encabezado por Miguel Barbosa Huerta que ayude a la industria restaurantera, pues genera en el estado cerca de 86 mil empleos directos que están en riesgo por la extensión del confinamiento hasta el 25 de enero.

“Las autoridades de esas entidades sabrán encontrar la fórmula que permita a los empresarios restauranteros operar sus negocios en concordancia con sus políticas sanitarias, como lo han hecho en otras entidades federativas, pues no podemos dejar que esta industria, que genera gran cantidad de empleos formales y es una fuente segura de importantes contribuciones fiscales, desfallezca”, dijo.

Aseguró que los afiliados a la Canirac pagan nóminas, obligaciones laborales, fiscales y rentas, lo que para la mayoría los empresarios se ha vuelto insostenible con sus establecimientos cerrados.

En el periodo prolongado de suspensión se pueden lograr acuerdos para la reapertura sin que las medidas sanitarias se vean afectadas, ejemplo de ello es el estado de Morelos que aunque se encuentra en semáforo rojo, puede operar, señaló. 

Canirac pide no restringir más al comercio formal 

Olga Méndez Juárez, presidenta de la Canirac en Puebla, recordó que la entidad poblana se encuentra entra las cinco que concentran más del 40 por ciento de los negocios de dicho sector, por lo que pide no se restrinja más al comercio formal

Agregó que los restauranteros emplean a 86 mil personas de manera directa en la entidad y que al no ser considerados como “esenciales” ponen en una situación crítica a más de 35 mil establecimientos.

“La situación está así: abrir o morir. Muchos de los negocios cerrarán y muchos empleos se perderán. Necesitamos volver. Hoy con tan solo 11 días de cierre ya se han cerrado varios negocios”, expresó a través de su cuenta de twitter.

Muestran el músculo

Integrantes de la Cámara Nacional de Gimnasios y Clubes Deportivos (Canagym) bloquearon vialidades en la zona metropolitana de Puebla para exigir medidas restrictivas al comercio ambulante, así como apoyo para 50 mil trabajadores que no tienen trabajo por el nuevo confinamiento en la entidad.

Advirtieron que en caso de no haber acuerdo con las autoridades estatales, seguirán manifestándose una vez a la semana.

Desde las 14:30 horas de este lunes, clientes e instructores llegaron a diferentes puntos de reunión como el Bulevar 5 de Mayo a la altura de la China Poblana; la 31 Poniente y Bulevar Atlixco; así como ambos sentidos del bulevar Forjadores frente a Cruz del Sur. 

Otro de los puntos fue la calle 11 Sur, frente al bachillerato "Héroes de la Reforma", así como el Periférico Ecológico a la altura del gimnasio Empire Fitness en Los Héroes. 

Al grito de “queremos trabajar” y "piso parejo" fue como entrenadores y personal de la Canagym exigieron al gobierno del estado apoyo para los más de 10 mil trabajadores directos y más de 40 mil indirectos que dependen de la industria, así como al cumplimiento parejo de las medidas sanitarias para quienes laboran en la informalidad. 

“Necesitamos apoyo para toda la gente que se quedaron sin trabajo, ellos necesitan comer (...) no queremos abrir, lo que pedimos es piso parejo, así como va haber apoyos para ambulantes que nos apoyen a nosotros, y mientras no hagan caso cada ocho días estaremos tomando calles o diario lo vamos hacer. Estamos esperando una mesa de diálogo”, expresó Sergio Ángelo Ávila, presidente de la Canagym. 

Cabe recordar que el pasado 7 de agosto el gobernador Miguel Barbosa Huerta presentó el plan de reapertura económica que contempla la operación de clubes y gimnasios deportivos tras una validación de riesgos emitido por Protección Civil del Estado.

Sin embargo por el alza exponencial de contagios en la entidad poblana, el pasado 28 de diciembre decretó un segundo confinamiento que se extendió hasta el próximo 25 de enero, por lo que negocios no esenciales deben cerrar.

Ante ello los dueños de gimnasios demandan apoyo de las autoridades estatales pues los 1 mil 200 establecimientos en la entidad se encuentran en peligro de cerrar definitivamente.

CCE plantea multas y reorientar ISN

El Consejo Coordinador Empresarial en Puebla (CCE) planteó diez medidas adicionales para atender el problema de la pandemia, entre las cuales destacan sanciones por no usar cubrebocas, restringir totalmente el ambulantaje y ocupar el 2 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para apoyar a personas que se han visto afectadas por la pandemia del Covid-19.

A través de un comunicado el presidente del este sector empresarial, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, explicó que después de los decretos anunciados por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, existen puntos pendientes por realizar a fin de ya no golpear más la economía y atender sectores que están siendo rebasados.

En el primer punto señala que debe haber sanciones para las personas que no usen el cubrebocas correctamente o estén en espacios públicos sin portarlo.

Cita además que en el decreto emitido el pasado 28 de diciembre es claro que “el ambulantaje y comercio informal queda prohibido en el Estado de Puebla”, por lo que se demanda emprender acciones para cumplir con lo establecido y de no ser así aplicar las sanciones correspondientes.

En el tercer punto se pide coordinar estrategias entre los municipios de la zona metropolitana para no dar concesiones a la informalidad, trabajar en pro de la salud y contribuir a los esfuerzos emprendidos por el Gobierno Estatal para atender esta crisis sanitaria. 

Asimismo se plantea reestructurar las denominadas actividades esenciales para incluir a sectores con mayor afectación, además de considerar una estrategia que mantenga activa la economía con aforos reducidos y protocolos estrictos.

El CCE recordó que entre mayo de 2019 y septiembre de 2020 cerraron en Puebla dos de cada diez negocios de los 405 mil 111 censados entre micro, pequeñas y medianas empresas.

Se pide implementar un subsidio al transporte público para garantizar el cumplimiento de medidas sanitarias, además implementar un subsidio a personas sin empleo para contribuir al sustento de sus familias y ocupar el 2 por ciento del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para apoyar a personas sin empleo para contribuir al sustento de las familias poblanas. 

En el octavo punto exhorta a implementar un plan de apoyo para las personas que se encuentran dentro de la economía informal y reforzar en todos los sectores la campaña de concientización para que la ciudadanía asimile una cultura de salud con las “10 reglas de oro” para hacer frente al Covid-19, que ha cobrado la vida de más de 6 mil poblanos. 

Además propone privilegiar la economía local a través del comercio formalmente establecido y cumplir dentro del sector empresarial con las indicaciones y protocolos de forma estricta, entendiendo que es importante asegurar un espacio seguro dentro de los centros de trabajo.

“Reiteramos nuestra disposición al diálogo así como trabajo conjunto con los diversos sectores para contener esta situación, además activar la economía paulatinamente y de forma controlada”, añadieron.

Finalmente el CCE recordó que en octubre del año pasado por lo menos 8 mil 500 empresas quebraron por la pandemia y de acuerdo con la organización “México, ¿Cómo Vamos?”, Puebla necesita generar 90 mil empleos para atender los estragos por la crisis sanitaria.