Puebla alcanzaría una nueva crisis por el aumento de contagios y muertes de Covid-19 por arriba de los registrados en julio de 2020, ya que este fin de semana se confirmaron 848 nuevos positivos y 105 defunciones por el virus.

La Secretaría de Salud Estatal reportó que se encuentran activos mil 570 personas, además confirmó que el número de contagiados hospitalizados es de mil 118 y 169 están graves, es decir, tienen que estar intubados.

Desde que se inició la pandemia, los contagiados en Puebla suman 52 mil 682, de los cuales han fallecido 6 mil 407.

Entre el 8 y el 11 de enero, las muertes por Covid-19 llegaron a 165.

En ese mismo periodo se reportan 1 mil 100 nuevos contagiados para un acumulado de 52 mil 682 al 11 de enero.

Por otra parte, el titular de la Secretaría de Gobernación, David Méndez Márquez, informó que suman 534 los migrantes poblanos muertos en Estados Unidos por Covid-19.

Ante el aumento de hospitalizados, el titular de la Secretaría de Salud Estatal, Antonio Martínez, adelantó que se va a reconvertir un hospital en Sanctorum para recibir a pacientes con el virus, además se incrementarán las camas en Atlixco y el Hospital General del Sur.

No obstante, omitió detalles sobre las nuevas camas que se ampliarán en los centros médicos y los pacientes que se podrán atender.

¿Cómo va la pandemia con mujeres embarazadas?

José Antonio Martínez reportó además que 11 mujeres embarazadas perdieron la vida, de 307 que han dado positivo a Covid-19.

Hasta este reporte, comentó que los casos ambulatorios corresponden a 12 personas y 8 pacientes están hospitalizadas.

Agregó que 13 casos se consideran graves, es decir que necesitan ventilación mecánica. En tanto, 243 mujeres fueron dadas de alta.

“No es momento de vacilar”

En su mensaje, el gobernador Miguel Barbosa advirtió que Puebla tiene una ruta de desbordamiento social que va a tener sus consecuencias en próximos días y reiteró el llamado a la ciudadanía a cumplir con las medidas sanitarias.

Dijo que no “es momento de vacilar” y que el gobierno no quiere perjudicar a la ciudadanía, ni llegar a un bache profundo en materia de salud.

Lo anterior previo a las protestas de representantes de gimnasios a quienes les pidió apoyo para disminuir los contagios de Covid-19.

“Les mando mi solidaridad, pero ellos saben de qué se trata (…) Hay tanta inconsciencia social de que solamente no va porque está cerrada una negociación, hoy cuidarnos es no ir a ciertos lugares y estar más tiempo en casa. Hoy abren ciertos lugares y se llenan”, condenó.