La exhibición en Tokio de las antorcha de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos que se desarrollarán en este país fue suspendida debido al incremento de casos de coronavirus, además de la orden de “estado de emergencia” emitida por el primer ministro Yoshihide Suga que permanecerá en la capital japonesa y áreas circunvecinas hasta el próximo mes.

Este jueves Tokio reportó 2 mil 447 nuevos contagios y un aumento de 850 casos en comparación con el día anterior. Hasta hace un par de meses, la ciudad reportaba apenas unos cuantos nuevos casos diarios.

Es la rápida propagación del virus en Japón lo que pone nuevamente en riesgo los planes para los JO que se suspendieron en 2020, pues ahora su inicio está programado para el 23 de julio.

De acuerdo con un sondeo realizado el mes pasado por la cadena japonesa NHK, el 63 por ciento de los mil 200 japoneses encuestados consideran que los Juegos deberían ser pospuestos nuevamente o, en su defecto, cancelados.

 

Intereses económicos

El Comité Olímpico Internacional (COI), con sede en Suiza, y los organizadores locales han reiterado que los Juegos ya no se volverán a aplazar y que en caso de que no puedan realizarse, serán cancelados en su edición Tokio.

Por su parte, Japón ha invertido al menos 25 mil millones de dólares para preparar la organización del evento, además de que el COI depende de la venta de derechos de transmisión para casi tres cuartas partes de sus ingresos.

Para la realización de la justa olímpica (entre Olímpicos y Paralímpicos) ingresarían a Japón más de 15 mil deportistas que provienen de 205 países y territorios. A esta cifra hay que sumar las decenas de miles de oficiales, árbitros, jueces, administrativos, invitados especiales, patrocinadores y personal de medios de comunicación.

La incógnita todavía recae sobre si será permitida o no la entrada a los aficionados extranjeros. Respecto a esto, los organizadores han sido poco claros y aseguran que las decisiones serán tomadas y anunciadas hasta la primavera.

 

Mal comienzo

A través de un comunicado, el gobierno metropolitano de Tokio indicó que la exhibición de las antorchas sería suspendida a partir del jueves, aunque este evento no incluye la llama olímpica. Dicha cancelación se mantendrá hasta al menos el próximo 29 de enero.

El estado de emergencia impuesto para la población de Tokio y tres prefecturas vecinas se mantendrá en vigor hasta la primera semana de febrero, lo que conlleva a la postergación de otras exhibiciones planeadas de las antorchas.

Para el inicio del recorrido de la antorcha se planeó iniciar el 25 de marzo, donde se incluirá a 10 mil portadores durante cuatro meses. Aunque se planteó cancelar los relevos, esa idea se quedó descartada con los principales patrocinadores que están muy involucrados en la promoción del recorrido de la antorcha.

Foto: Captura de Pantalla de YouTube