Elementos de la Policía Estatal y Municipal de Puebla decidieron combinar su trabajo diario de vigilar a la ciudadanía para llevarle un momento de alegría a pequeños de colonias vulnerables que no pudieron ser visitados por los Reyes Magos este 6 de enero.

Uno de estos casos es el del policía Amado, que por segundo año consecutivo decidió colaborar con los Reyes Magos y completar su labor este 6 de enero con aquellos niños a los que no pudieron visitar y que amanecieron sin un juguete este 6 de enero.
 


Por ese motivo convirtió la patrulla VP-319 en un trineo de juguetes para llegar a colonias vulnerables y repartir juguetes para aquellos niños del norte de la ciudad de Puebla, que es donde se ubica el sector en el cual colabora con la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del municipio de Puebla.

Amado no fue el único que decidió echarle una mano a los Reyes Magos pues oficiales de la Policía Estatal hicieron lo propio en lugares como Joaquín Colombres, Xonacatepec y Rivera Anaya para repartir juguetes a pequeños.

Los uniformados de ambas corporaciones realizan este tipo de actividades desde hace varios años y en su mayoría lo hacen sin recibir nada a cambio ya que los juguetes que reparten suelen ser producto de colectas que ellos hacen entre sus compañeros.