Luego de conseguir la clasificación en Colombia, el cuerpo técnico de Vélez le dio un día libre al plantel, por lo que algunos jugadores se reunieron para celebrar en una casa del Country Camino Real de San Isidro (probablemente con alquiler a nombre de Martín Lucero, también jugador del Fortín). Lo anterior fueron los únicos datos que han podido corroborarse hasta ahora.

Tras la celebración, una mujer de 28 años acusó haber sido víctima de abuso sexual en una de las habitaciones de la casa. En la denuncia realizada a la medianoche del jueves ante personal del comando de Patrullas de San Isidro, la mujer involucró a Ricardo Centurión en el acto, pero en la ampliación se contradijo y la misma joven remarcó que “Ricky” no fue quien habría cometido el ilícito.

En cuanto al relato de la noche de la fiesta en el barrio privado de San Isidro, la denunciante contó que había cinco futbolistas del club de Liniers, que la celebración inició por la tarde y que “a la noche se desmadró la situación”. Además de esta causa que se abrió, se investiga también un presunto robo dentro de la residencia.

La encargada del área de violencia de género de Vélez, Paula Ojeda, se refirió al abuso sexual ocurrido en una casa del country Camino Real, en el partido bonaerense de San Isidro, donde se encontraban jugadores del Club Atlético Vélez Sarsfield. En este sentido, la abogada indicó que los jugadores implicados no fueron desafectados porque "no están imputados en esta causa", sino que "son testigos de una situación lamentable".

"No estarían involucrados", manifestó la letrada en diálogo con A24, luego de que trascendiera que jugadores del club de Liniers también participaron en la fiesta.

De acuerdo con lo informado por la policía de San Isidro, la denunciante fue trasladada a la Comisaría de La Mujer de dicha localidad para ratificar sus dichos y formalizar el hecho ante la Justicia, con el fin de dar paso a la intervención de la Fiscalía Especializada en Violencia de Género.

Este viernes por la mañana, dirigentes del club junto a miembros de la Comisión de Violencia del Género se acercaron a la fiscalía para interiorizarse del caso. Vélez cuenta con un protocolo establecido en los contratos de los futbolistas donde, en caso de demostrarse la acusación, se sancionará automáticamente con la rescisión de contrato. El primer paso, anterior a esta resolución, es la separación del plantel profesional.

La causa quedó a cargo de la fiscal Laura Zyseskind, quien deberá comprobar la veracidad de los dichos de la mujer.

Foto: Twitter