Durante el partido de vuelta (cuartos de final) entre Monterrey y Pumas femenilMónica Flores se encontró en tres cuartos de cancha una pelota asistida por una mediocampista de Pumas, misma que “prendió como venía” para anotar un verdadero golazo, inaugurando así una noche llena de anotaciones.

Su remate pareció tomar altura en un principio, para después desvanecer y dirigirse a la portería rival, donde la arquera Melany Villeda poco pudo hacer para detener el esférico.

La genialidad de la zaguera regiomontana quedó grabada a los 13 minutos del primer tiempo. Además, el gol no sólo significó la ventaja para su equipo, que en el partido de ida empataron 1-1, sino también un motivante en la actitud y confianza de sus compañeras para avanzar a las semifinales.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?height=317&href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fchhoficial%2Fvideos%2F676231726389905%2F&show_text=false&width=560" width="560" height="317" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowfullscreen="true" allow="autoplay; clipboard-write; encrypted-media; picture-in-picture; web-share" allowFullScreen="true"></iframe>

 

Estreno con golazo

Para Mónica Flores significó el primer gol de su carrera como profesional, dejando una estampa para el recuerdo en el Estadio BBVA. Pese a que la número 5 de las Rayadas tuvo tiempo para controlar y acomodar la pelota, el hecho de pegarle de primera intención y meterla en el ángulo significó algo “mucho mejor que en su sueños”, como señaló en su cuenta de Instagram.

El rostro de incredulidad vino de inmediato, pues Flores no tuvo tiempo ni de correr y desahogar la carga emotiva por su semejante golazo. Fueron sus compañeras quienes la alcanzaron para celebrar. Sin duda, la anotación ya forma parte de las acciones históricas de la Liga MX Femenil.