Agilizar la búsqueda de mujeres desaparecidas, castigo a los feminicidas, sentencias prontas y la legalización del aborto, fueron las demandas de feministas que marcharon con motivo del Día Internacional Contra la Violencia Hacia  las Mujeres y cuyo movimiento terminó con un plantón en el Congreso de Puebla en apoyo a la toma de las instalaciones.

Jóvenes mujeres vistieron de negro en símbolo de luto y portaron principalmente una capucha para realizar pintas en la Fiscalía General del Estado (FGE), paraderos de la línea 3 de RUTA y en los monumentos que están en el camellón del bulevar 5 de mayo, hasta el Ángel Custodio, entre Juan de Palafox y la 3 oriente.

“Rayamos la pared y la policía llega en 5 minutos. DESAPARECE UNA MUJER y su BÚSQUEDA inicia a las 72 horas”, reclamaba una de las principales pancartas que iba al frente del movimiento.

La marcha arrancó a las 15 horas en la 31 oriente y el bulevar 5 de mayo, frente a la FGE, y culminó en el centro de la ciudad casi a las 18 horas.

En la Fiscalía General del Estado destacaron las consignas “Estado feminicida”, “asesinos” y “justicia”, para pedir sanción a los agresores de mujeres.

Una de las activistas tomó el micrófono para hacer un llamado a las mujeres para no quedarse calladas y denunciar cualquier tipo de violencia.

“No eres más guapa cuando te quedas callada, estás un poco más muerta. Si algo sé sobre ti, es que no existe nadie más que tenga más ganas de vivir que tú. Si algún día son violentadas, lo primero que tienes que hacer es hablar, no dejes que el miedo te gane”.

La movilización hizo visible la impunidad del asesinato de Elizabeth, clasificado como el feminicidio #19 que ocurrió en San Martín Texmelucan. Ella murió ahorcada en febrero por su pareja sentimental, quien hasta la fecha está prófugo.

“Si mañana soy yo, no juzguen a mi mamá, no la culpen”, “Barbosa machista” (Miguel Barbosa, gobernador), “Biestro opresor” (Gabriel Biestro, presidente del Congreso), “Basta de violencia machista”, “gobierno corrupto”, y “La policía no me cuida, me cuidan mis amigas”, eran los cantos que acompañaron el camino entre la Fiscalía y el Centro de la ciudad.

En el zócalo, las mujeres entonaron la canción “Sin Miedo” como himno al rechazo de la violencia feminicida y como una exigencia de sanción a los criminales.

Más presión para el Congreso, piden legislar aborto

El contingente de mujeres llegó al Congreso de Puebla donde también exigieron a los diputados locales que despenalicen el aborto y apoyaron a otro grupo que tiene tomadas las instalaciones desde el martes 24 de noviembre.

Sí se pudo”, “Sí se pudo”, exclamaron las jóvenes en el momento de que los puños de la marea de pañuelos verdes hacían señal de victoria.

Las manifestantes guardaron un minuto de silencio por las mujeres que han sido asesinadas y después instalaron una casa de campaña, con intenciones de quedarse esta noche frente a la sede legislativa.

Para ese momento hubo un momento de tensión, porque un periodista varón tomó de cerca videos y empezaron a agredirlo verbalmente hasta presionarlo para que se retirara.

Después, las mujeres colocaron un tendedero con las pancartas que también decían: “Correr sabiendo que te pueden violar, matar y tirar a la calle, no es vivir en Puebla”, “Soy el grito de la que ya no están”, “Sí te pega, no te ama”, y “Hoy no están todas”.