Este martes, el gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa, confirmó que el partido de Cuartos de Final entre Puebla y León se jugará a puerta cerrada luego de que se anunciara el pasado lunes la posibilidad de que el Estadio Cuauhtémoc pudiera albergar aficionados para la Liguilla.

Mediante su conferencia de prensa matutina, el mandatario estatal señaló que los contagios por Covid-19 registrados en las últimas horas se deben, en parte, a la movilidad que provoca la temporada de fin de año, así como las progresivas aperturas que se han realizado a centros públicos.

Aunque indicó que no se dará marcha atrás respecto a dichas aperturas, dijo que también deben ser rígidos en otros aspectos, por lo que lamentó que el partido de la Franja deba ser sin público en tribunas.

“No hay partido de futbol para mañana con presencia de personas, lamento que deba de ser así. Teníamos todo listo para que fuera mañana un día de ir a ver al Puebla, la afición que pudiera haber ido al estadio con los protocolos de seguridad, pero no va a ocurrir. Debemos de reforzar nuestras medidas de prevención”,

Puebla enfrentará a León este miércoles a las 19:00 horas en el Estadio Cuauhtémoc, partido donde se definirá parcialmente al primer invitado a Semifinales en la “Fiesta grande” del futbol mexicano. Chivas será el único equipo de la Liga MX que dispute su encuentro de Liguilla con acceso al público.

Foto: Agencia Enfoque