Este fin de semana en Varsovia, capital de Polonia, se inauguró la piscina más profunda del mundo, que cuenta con 45,5 metros de profundidad. Este auténtico lago se destinó para el entretenimiento de los buceadores, aunque también tiene la intención de atraer al turismo.

La piscina fue nombrada Deepspot e incluye réplicas de grutas submarinas y ruinas mayas, además de contar en el fondo con una reproducción de los restos de un barco.

Para llenarla se necesitan 8 mil metros cúbicos de agua, es decir, más de 20 veces el volumen de una piscina de 25 metros de largo.

Hasta el fin de semana, la piscina que ostentaba el título de “más profunda” era una alojada en Montegrotto Terme, Italia, con 42 metros de profundidad.

 

Legado corto

Muy pronto, la piscina polaca también perderá su récord ya que, en el entrante 2021, en el Reino Unido se inaugurará una piscina de 50 metros de profundidad, la cual llevará el nombre de Blue Abyss.

“No hay peces ni arrecifes de coral, pero es un buen lugar para entrenarse y aprender a bucear con seguridad", dijo Przemyslaw Kacprzak, monitor de submarinismo que estuvo presente en la inauguración.

El director del sitio informó que la piscina también será utilizada por bomberos y el ejército para realizar entrenamientos. Además, se prevé edificar un hotel cuyas habitaciones tengan vistas a la piscina y a sus buceadores.

La construcción de Deepspot duró dos años y tuvo un costo de 8,9 millones de euros, un estimado de 10,6 millones de dólares.

Foto: Captura de pantalla de YouTube / DEEPSPOT