Después de rociarse gasolina, un hombre decidió prenderse fuego en un terreno baldío en Izúcar de Matamoros, donde algunos vecinos lo auxiliaron y llamaron a los paramédicos para su traslado a un hospital donde no resistió y murió debido a que sufrió quemaduras en 90 por ciento de su cuerpo.

Los supuestos actos suicidas de la víctima de 35 años de edad, aproximadamente, ocurrieron la mañana del jueves sobre la carretera Izúcar de Matamoros-Atencingo, a la altura del crucero llamado El Colón.

Según los informes de la policía, un hombre conocido en la zona como Sergio N, deambuló por varios minutos sobre un terreno baldío del lugar y para sorpresa de todos se roció gasolina e inmediatamente se prendió fuego sin que alguien lograra detenerlo.

El hecho llamó la atención de otros pobladores, que aunque intentaron ayudarlo, nada pudieron hacer más que llamar al número de emergencias 911.

Paramédicos de la Cruz Roja y policías municipales se trasladaron al punto, donde atendieron a la víctima y la trasladaron a un centro hospitalario de la región.

A pesar del esfuerzo de los médicos, el herido, con quemaduras en 90 por ciento de su cuerpo, no resistió y murió a los pocos minutos de haber ingresado por lo que personal del nosocomio dio parte a la Fiscalía de Puebla.

Tocó a agentes ministeriales de la región de Izúcar encabezar las diligencias del levantamiento de cadáver y ordenar el traslado del cuerpo a la morgue, donde se espera que alguien se presente a identificarlo de manera oficial.

El caso ya es investigado por la Fiscalía de Puebla a fin de establecer si se trató o no de un suicidio.