La miel de abeja es un producto natural que contiene muchos beneficios.

Esta se obtiene a través del néctar de las flores y de las secreciones liberadas por las propias abejas.

La miel es eficaz para tratar heridas, dolores y enfermedades gracias a sus importantes propiedades curativas.

Entre sus beneficios, encontramos:

1. Propiedades antibacteriales

Gracias a las inhibinas (peroxido de hidrogeno, flavonoides y ácidos fenólicos) que se encuentran en la miel, este producto posee propiedades importantes como bactericida. Esto se atribuyen también a la presencia de glucosa oxidasa. Por ejemplo, uno de los potenciales antibacterianos de la miel puede ser importante para el tratamiento de acné y para exfoliar la piel.

2. Propiedades antioxidantes

Los antioxidantes frenan la descomposición celular y ayudan a retardar el envejecimiento. Por lo anterior, el consumo de abeja puede trae consigo un complemento dietético importante en la prevención de enfermedades cardíacas, del sistema inmune y de procesos inflamatorios.

3. Hidratante natural

Gracias al alta concentración de la miel, esta ayuda a humectar distintas partes de nuestro cuerpo, por lo que es usada en mascarillas para cabello, cuerpo y cuero cabelludo.

 4. Eficaz contra quemaduras

Si se combina con otras yerbas, la miel ayuda a contrarrestar quemaduras de sol, infecciones por heridas y manchas en la cara. Por ello, la miel posee propiedades antisépticas, es decir, reduce la posibilidad de infecciones al aplicarse en el tejido vivo en algunas heridas.