La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMT), en conjunto con elementos de la Policía Estatal, continuó supervisando que las unidades de transporte público respeten el cupo permitido, así como la sana distancia entre usuarios.

El titular de la SMT, Guillermo Aréchiga Santamaría informó que, de 2 al 4 de noviembre, la dependencia inspeccionó un total de 939 unidades, de las cuales 14 fueron infraccionadas y una fue detenida por rebasar el 50 por ciento de la capacidad permitida.

 El funcionario señaló que en este periodo, el personal de la dependencia realizó 30 operativos en diferentes puntos de la capital y en los tres horarios con mayor afluencia de pasajeros. Asimismo, dijo, entregó 750 cubrebocas y 52 litros de gel antibacterial.

Aréchiga Santamaría exhortó a los operadores a reforzar las medidas de limpieza en las unidades cada hora, así como la desinfección de los asientos, pasamanos, puertas, ventanas, timbres y volante, además de cumplir con la sana distancia de 1.5 metros entre personas.