Acusado por los delitos de traición a la patria, cohecho y financiamiento ilegal de campañas, la Fiscalía General de la República solicitó orden de aprehensión contra Luis Videgaray.

El exsecretario de Hacienda y Relaciones Exteriores de Enrique Peña Nieto y el hombre, quien presuntamente fue el eje central de la corrupción a gran nivel en el sexenio pasado, sería sometido a juicio.

De acuerdo a una información del periódico El Universal y Reforma publicada hoy, la FGR ha solicitado una orden de aprehensión por presuntamente operar el financiamiento ilegal de la empresa brasileña destinado a campañas políticas en México.

La orden de captura, fue solicitada dos veces al juez de control del Centro de Justicia Penal Federal del Reclusorio Norte, fue rechazada por falta de pruebas, ahora va la tercera. 

El testimonio de Emilio Lozoya Austin exdirector de Pemex y ahora testigo colaborador o protegido fue fundamental para el caso, "Entre Peña Nieto y Videgaray existió un acuerdo para implementar un aparato organizado de poder que -desde las altas esferas del régimen- instrumentó lo necesario para obtener beneficios que afectan la soberanía de México, sometiéndose a personas y grupos, nacionales y extranjeros", agrega la denuncia.

El exsecretario de Hacienda y excoordinador de la campaña de Peña Nieto, sería quien coordinó la obtención de recursos de la empresa Odebrecht a cambio de futuros favores para el corporativo.

Videgaray habría realizado “actos contra la integridad territorial de la nación al gestionar e impulsar en agosto de
2014, Reformas Estructurales con la finalidad de someter a la nación a personas extranjeras brindándoles contratos para la exploración y extracción de petróleo e hidrocarburos”. 

Lo anterior tipifica el delito de traición a la patria porque somete la soberanía de México, a personas y grupos, nacionales y extranjeros.

"El documento de 100 páginas fue presentado ante el Poder Judicial planteando la orden de aprehensión contra Videgaray. Mis fuentes me confirman que en el Poder Judicial “batearon” el documento, y la FGR se replegó para rearmar la petición e intentar de nuevo conseguir la orden." Afirmó Carlos Loret en su Twitter.