Después de que el pasado viernes los diputados del Congreso de Puebla aprobaron en comisiones las reformas al Código Civil que permitirán las uniones homoparentales, ya sea entre hombres o mujeres, el arzobispo Víctor Sánchez Espinosa cuestionó que se dé tanta importancia a estos temas habiendo situaciones más delicadas como la economía, el desempleo o la salud.

Durante el sermón de la misa dominical que ofició este domingo en la Catedral de Puebla, Sánchez Espinosa defendió el matrimonio tradicional con la teoría de lo que él denominó la cultura del descarte y cuestionó el aborto así como el abandono a las personas de la tercera edad.

"Este está viejo y enfermo, hay que descartarlo ¿y la dignidad de la persona humana? Esta criatura no entra en mis planes, hay que descartarla ¿y la dignidad del ser humano?  Hoy nos preocupa más saber si un hombre se puede casar con un hombre o una mujer con una mujer, cuando hay temas tan delicados, cuando hay temas tan urgentes como la salud, la economía, el desempleo, tanta gente que está sufriendo por no tener un trabajo, porque no tiene que llevar el alimento a su familia", señaló.

El arzobispo destacó que la Iglesia Católica solamente reconoce el matrimonio entre hombres y mujeres, y subrayó que el matrimonio igualitario es un sacrilegio por lo que calificó las uniones homoparentales como una expresión de la cultura de la muerte y un atentado contra las instituciones establecidas.

"Un hombre se puede casar con un hombre, una mujer se puede casar con una mujer. . . nuestras familias están formadas por mi papá, mi mamá; mi esposa, mi esposo, mis hijos, mis hermanos; esas son nuestras familias y el matrimonio es entre un hombre y una mujer:  por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán una misma familia; es la dignidad de la familia, es la sacralidad de la familia", señaló.

Fue el pasado viernes cuando la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales del Congreso del Estado aprobó por mayoría de votos las reformas al Código Civil con cuatro votos a favor por parte de los legisladores de Morena, el Partido Verde Ecologista Partido Encuentro Social, mientras que la panista Mónica Rodríguez Della Vecchia y el diputado sin partido Marcelo García Almaguer votaron en contra.

La legislación para los matrimonios homoparentales se dio luego de que la Suprema Corte de la Justicia de la Nación exhortó con carácter de inmediato a realizar la legislación en la materia pues desde hace un año esta reforma se encontraba paralizada luego de que el 8 de octubre de 2019 los mismos diputados rechazaron abordarla.

Para aprobar el concubinato entre personas del mismo sexo se reforman los artículos 297, 298 y 300 que actualmente declaran la unión exclusiva entre un hombre y una mujer, por lo que ahora en los términos se alude a "personas", "pareja" y "concubinos", permitiendo así las uniones entre personas del mismo género en tanto que en el artículo 321 se estableció una medida sobre el domicilio conyugal.

Para los artículos 330, 333 y 403 se suprimieron los términos de "marido y mujer para sustituirla por "los cónyuges" o "los contrayentes".