La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH Puebla) informó que el 22 de octubre abrió expediente de queja XXX/2020, derivado de una nota periodística donde se señaló que presuntamente personal del Hospital General La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) actuó de manera negligente en agravio de un recién nacido, al declararlo muerto cuando contaba con signos vitales.

Asimismo, el 30 de octubre la familia afectada se presentó en las oficinas de la CDH Puebla, con la finalidad de presentar su queja, misma que fue recabada y ratificada.

Debido a que la autoridad señalada es del ámbito federal, la queja deberá ser investigada por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), por ello se realizará la remisión para su debida atención, situación que le fue informada a los peticionarios.

Por otra parte, la CDH Puebla ofreció a la familia agraviada apoyo victimológico, que consiste en atención psicológica.

El pasado 21 de octubre la familia del menor llamado Lázaro acusó a través de redes sociales que personal del IMSS lo dio por muerto tras nacer prematuro, sin embargo cuando se preparaban para que una funeraria se hiciera cargo del cuerpo advirtieron que aún estaba vivo.

El menor nació a las 23 semanas de gestación, y actualmente se mantiene en estado delicado en ese mismo hospital.