A fin de garantizar la seguridad tanto de negocios como de la ciudadanía de cara al Buen Fin, el dirigente del Consejo de Comerciantes del Centro Histórico, José Juan Ayala Vázquez, pidió que se retomen las mesas de seguridad con el gobierno estatal y municipal.

En entrevista con e-consulta explicó que la inseguridad ha sido “aceptable”, esto luego de estuvieron cerrados por casi 5 meses y eso bajó los índices de inseguridad, y recordó que a principios de año tuvieron muchos problemas con tiendas departamentales en el área del telefonía y farderos.

Aseguró que ahorita el horario es más reducido y las personas salen con luz de día lo cual ayuda, aunque el tema que más preocupa es que ven más gente “descuartizada”, no en el centro pero sí en la periferia, así como los asaltos a casa habitación que perjudican la imagen de la entidad poblana.

En este sentido hizo un llamado a las autoridades, tanto municipales como estatales, para que unan esfuerzos y la seguridad retorne en la capital, para lo que se tienen que retomar las mesas de seguridad ya que se acerca el programa del Buen Fin, donde hay más flujo de dinero y con ello aumentan los asaltos.

"Sí se tiene que aumentar la vigilancia y se tienen que hacer estrategias y este año no han habido ese tipo de reuniones donde todos aportábamos, ojalá tengan a bien reactivar esas reuniones para evitar dentro de lo posible que algún comercio o visitante sufra de algún delito”, comentó.

Sobre la tienda de Telcel que fue asaltada el fin de semana en pleno Centro Histórico, señaló que “actualmente los negocios de tecnología son los más perjudicados, ojalá el ayuntamiento y el estado puede generar una sinergia para evitar en la medida que esto siga sucediendo”.

En este sentido hay que destacar que la percepción de la inseguridad es un tema preocupante en Puebla pues este día la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) arrojó que ocho de cada 10 habitantes ven a Puebla insegura, un porcentaje mayor que ciudades como AcapulcoTijuana o Culiacán