Mamás de mujeres desaparecidas en Tehuacán exigieron a la FGE que agilice las investigaciones para dar con el paradero de sus hijas, de quienes no saben nada desde hace más de cuatro años.

A través de una rueda de prensa, Rocío Olguín Varillas y Oralia Viveros Valencia, mamás de Roxana Sarahi Sánchez Olguín y Olivia Cristina Camarillo Viveros respectivamente, manifestaron que luego de varios años de búsqueda y otorgar pruebas a las autoridades para encontrar a sus familiares, hasta el momento no han tenido ningún indicio sobre el lugar en el cual podrían estar.

Paloma Rodríguez, mamá de Karina Jazmín Alducin Rodríguez, quien desapareció desde el 21 de agosto de 2016, se comunicó vía telefónica, ya que luego de denunciar la desaparición de su hija recibió amenazas para desistir de la búsqueda, por tal motivo tuvo que huir de la ciudad de Tehuacán, pero desde su ubicación está al pendiente sobre los avances que se tienen en el esclarecimiento del caso.

En lo que respecta a Camarillo Viveros, su madre señaló que la última vez que supieron de ella fue el pasado 16 de agosto de 2016, cuando salió para atender asuntos de su trabajo, sin embargo, no regresó a su casa.

Por su parte, la mamá de Sánchez Olguín mencionó que la última vez que supieron de su hija fue el 31 de enero de 2017 cuando se comunicó para avisar que iría a Esperanza a tratar algo relacionado con un trabajo de edecán, pero, ya no regresó.

Cabe destacar que en este caso se encontró el chip del teléfono de la víctima desaparecida en Esperanza, el cual se entregó ante la Fiscalía General del Estado (FGE), como una prueba para esclarecer el hecho, pero, no hay avances, lo cual ha puesto en una situación difícil a sus familiares ante la incertidumbre que les genera no saber nada de sus seres queridos.

Asimismo, indicaron que en Puebla, a comparación de otros estados no se ha notado el apoyo por parte del gobierno, ya que ellas mismas, por sus propios medios han tenido que iniciar las búsquedas y aunque se ha solicitado la intervención, tanto del Gobierno del Estado como del Gobierno Federal, no han hecho caso ante las peticiones, es por eso que una vez más solicitaron la participación de estas instancias para poder llegar hasta el paradero de sus hijas.

Por último dieron a conocer que son varias familias las que han sufrido por esta situación, pero, varias de ellas trabajan, ya que las víctimas tienen hijos, por tal motivo ahora, sus mamás deben hacerse cargo de sus gastos.