En entrevista para El Sol de Puebla, la activista Cynthia Ramírez de REDefine recordó que el tema de la aprobación de matrimonios gay en Puebla ha sido ignorado por los diputados, “que se supone, son de izquierda”, ya que a pesar de tener oportunidades para legislar a favor de los derechos de la comunidad LGBTI, los temas no han sido tomados en cuenta.

Comentó también que por una sociedad conservadora, elecciones del próximo año y falta de voluntad de los diputados locales de la mayoría de Morena, podría no aprobarse la iniciativa que avala que las personas del mismo sexo tengan derecho a casarse de manera legal.

“Los derechos humanos no se ponen en consulta”, dijo al señalar que los diputados morenistas comentaron que buscarían hacer una consulta ciudadana.

A su vez, la directora del Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos AC (Odesyr) Cinayini Carrasco Colotla mencionó que, al no aprobar la ley y conceder un acta matrimonial a parejas del mismo sexo, se perpetua la situación de vulnerabilidad a sus derechos tanto en salud, patrimonio y bienes.

Ante el llamado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al Congreso del Estado para discutir las iniciativas que avalan el matrimonio igualitario, los diputados locales deberán dar una resolución al tema para no caer en desacato del mandato constitucional.

El Congreso local ha guardado las iniciativas presentadas por la diputada, Rocío García Olmedo y los legisladores, Marcelo García Almaguer y José Juan Espinosa Torres que reforman el Código Civil del Estado para eliminar la determinación de que el matrimonio es “la unión de un hombre y una mujer”.

Aunque existe una sentencia dictada por la SCJN que mandata a los legisladores a decidir a favor de los derechos de todas las personas al matrimonio, en octubre del año pasado, los legisladores rechazaron la iniciativa del Ejecutivo estatal para el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto.

Tras la negativa del Congreso, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Puebla (CDH) promovieron acciones de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, misma que continúa en estudio.

Por ello, el Congreso está obligado a desahogar la discusión de las iniciativas puestas en la mesa por orden de la SCJN, lo que definirá que las personas de la comunidad LGBT tengan o no total acceso a sus derechos constitucionales.