Juntas auxiliares de Tehuacán como: San Diego Chalma, San Pablo Tepetzingo y Santa Cruz Acapa redujeron su superficie de cultivo de flor de cempasúchil y moco de pavo, hasta en un 10 por ciento debido a la contingencia sanitaria, pues prevén bajas ventas, ya que el confinamiento provocó pérdidas de ingresos en las familias.

Eusebio Olmedo Patiño director de Agricultura y Desarrollo Rural de Tehuacán señaló que en años anteriores se contaba con por lo menos 50 productores que se dedicaban a la siembra de la flor, pero, ahora el número se redujo, ya que sus ganancias podrían resultar afectadas por varios factores como: la pérdida de empleos en ciudadanos, el posible cierre de panteones y los espacios reducidos que les serán otorgados para realizar su venta.



Manifestó que aunque al año solamente una vez se requieren este tipo de flores, para esta ocasión podría haber mayor demanda y en consecuencia un incremento en su precio, por lo que resaltó que el año pasado su precio estuvo desde los 5 y 25 pesos, pero la cantidad será otorgada de acuerdo con su calidad.

Olmedo Patiño mencionó que entre las tres juntas auxiliares de San Diego, San Pablo y Santa Cruz, se logran producir unas 90 hectáreas de flor, mismas que son comercializadas en mercados de Tehuacán y algunos puntos en la región.

Por último dijo que es a mediados de octubre cuando los productores empiezan a recoger sus cosechas  tan sólo unos días antes de que empiece la fiesta grande del Día de Muertos.