El exdirigente estatal del PRI, Valentín Meneses Rojas, confirmó que busca la candidatura a la alcaldía de Puebla y negó que afecte su amistad con el exgobernador prófugo Mario Marín Torres, a quien defendió de las acusaciones en su contra.

En el programa Ante la Corte, de e-consulta, arremetió contra la periodista Lydia Cacho Ribeiro, quien este miércoles afirmó que el exmandatario se encuentra en la entidad protegido por un grupo criminal.

De “irreal” calificó los señalamientos de la comunicadora, pues la acusó de exagerar los hechos y mentir en muchas de sus declaraciones desde que estalló el escándalo con el empresario Kamel Nacif en 2006.

“Ha vivido toda una telenovela (Marín Torres)... entiendo que la señora se sienta agraviada, pero ha presentado un escenario irreal, casi kafkiano”, expresó.

Afirmó que por más de un año no ha visto ni hablado al exgobernador, así que no sabe dónde se oculta de las autoridades y dijo que no quiere saber, pues admitió que no le gustaría hablar por teléfono, que la llamada sea intervenida y provoque la detención del exgobernador.

El exdirector del DIF auguró que pronto concluirá el juicio de Marín Torres y saldrá bien librado, pues tachó de “ilegal” todo el proceso legal en su contra.

Dio por falso el supuesto congelamiento de las cuentas bancarias del extitular del Ejecutivo, pues sostuvo que carece de cuentas personales y solo tiene una que correspondía a la notaría que ostentaba en la capital.

Ve buena imagen de Marín

Meneses Rojas rechazó que su aspiración a la alcaldía de Puebla se vea manchada por su cercanía, amistad y trabajo con Marín Torres.

A pesar de los escándalos sostuvo que el exmandatario es bien recordado por su mandato en el estado y en la capital, debido a las obras de infraestructura que realizó.

“En muchos pueblos, en muchos municipios y también aquí en la capital, muchos se acuerdan de él por las obras que hizo”, afirmó.

Por ello también se dijo agradecido con el exgobernador tras fungir en su gestión como director del DIF, de Comunicaciones y Transportes y como secretario de Gobernación.

Desintegración del marinismo

Meneses Rojas admitió que la desintegración del marinismo fue consecuencia del escándalo del exgobernador por la difusión de sus llamadas telefónicas con Kamel Nacif “el Rey de la Mezclilla”.

Como varios de los políticos del círculo cercano del exmandatario ahora están en otros partidos, consideró que les faltó lealtad para mantenerse en el PRI y priorizaron sus intereses personales.

Alejandro Armenta Mier ahora es senador por Morena; Fernando Morales Martínez ahora es dirigente estatal de Movimiento Ciudadano (MC); Ramón Fernández Solana dirige Redes Sociales Progresistas (RSP); Graciela Palomares Ramírez está en la dirigencia de MC y Arturo Hernández Davy se perfila como aspirante del PT a la alcaldía de la capital.

Del otro grupo hegemónico del PRI, el del exgobernador Melquiades Morales Flores, atribuyó su desaparición a que fue cooptado por el exgobernador Rafael Moreno Valle durante el primer gobierno del PAN.

Ve triunfo del PRI con alianza

Meneses Rojas se mostró confiado de que el PRI construirá una alianza con el PRD, PSI u otros partidos, que permita al tricolor sacar más votos en los comicios del próximo año, aprovechando los conflictos internos por los que atraviesa Morena.

Tras diez años de mantener un bajo perfil en la política, Meneses Rojas sostuvo que su aspiración a la alcaldía se debe a que el PRI atraviesa por cambios que permiten la participación y la libre competencia.

Aunque nunca antes había buscado un cargo de elección popular, aseguró que cuenta con popularidad entre la gente por sus más de 30 años en la política y porque su paso por la administración pública le dio experiencia.

Con el arribo de Néstor Camarillo Medina a la dirigencia del partido, afirmó que viene un relevo generacional que renovará al priismo, pero negó que sea tomado por los hijos de exalcaldes, exgobernadores o excandidatos.

El también exsecretario de Gobernación de Marín Torres se dijo convencido de que el actual régimen no persigue a la oposición y hay libertad para ejercer política.

“Antes de criminalizaba la política, alguien levantaba la mano y en seguida le inventaban delito, entonces mejor declinaban de esa aspiración. Hoy ya no pasa eso, estamos en un estado donde se respetan las libertades y los derechos y qué bueno que sea así”, expresó.