José Sala, quien se dedica a la recolecta y reciclaje de basura, encontró un millón de pesos en medio de la basura; en lugar de quedarse con el dinero, decidió regresarlo a su dueño.

Los hechos ocurrieron en CórdobaArgentina. Mientras Sala desarmaba una caja de cartón, vio un sobre escondido, por lo que lo abrió y encontró cheques, dólares y euros que daban una cantidad de un millón de pesos.

Ante la situación, el hombre contactó con su jefe y, junto con él, contactaron al dueño del dinero.

La localización del propietario fue fácil, pues únicamente tuvieron que buscar la dirección y nombre que ya estaba escrito en las hojas de cambio.

Tras darle las pertenencias al dueño, este decidió recompensar al hombre por su noble acción, aunque no quiso aceptarla:

“La verdad es que José es una persona de primera. Un pibe muy humilde, y sinceramente su actitud nos tocó el alma. Le dimos una buena recompensa, charlamos un rato largo y nos hicimos amigos”, dijo el dueño del millón de pesos.

A pesar de esto, a José Sala lo premiaron con una suma de dinero, ropa de marca y le prometieron zapatos nuevos y una moto para que lleve a cabo su trabajo con mayor eficiencia.

“Lo que vale es el gesto de este chico, un joven humilde que con tanta integridad moral sorprendió sobre todo en estos momentos en donde hay tanta necesidad. Es una caricia para el alma en esta sociedad donde hay tanta mala onda y negatividad. Sinceramente nos pone muy contentos y nos muestra que hay más gente buena que mala”, concluyó el propietario.